12 tipos de solteras ¿Cuál eres tú?

Desesperada, fatalista, exigente, abierta… No todas las solteras son iguales.//

1. La romántica. Estás en una búsqueda implacable para encontrar un alma gemela, como Allie y Noah en The Notebook. Conformarte definitivamente no es lo tuyo. Sabrás que lo encontraste porque te bañará de amor, afecto y regalos, mientras te susurra poesía en el oído durante una cena que organizó junto a una cascada durante la puesta de sol.

Si eres ella, acuérdate: No hay nada de malo en esperar a que llegue tu alma gemela, o esperar que tu chico sea romántico, pero sé razonable. Los hombres en la vida real no se comportan como Ryan Gosling en la pantalla.

2. La cínica. No eres tonta. Has vivido varias experiencias, por lo que tu sistema de detección de groserías es tan fuerte que podría haber sido construido por la NASA. Cuando conoces a un hombre, no te enamoras rápidamente –asumes que no vale la pena desde el principio y lo pones a prueba- ya te han roto el corazón varias veces y, no vas a dejar que te pase otra vez.

Si eres esa: A todas nos gusta que un hombre pruebe que vale la pena antes de dejarlo entrar en nuestra vida, pero ser muy cuidadosa/miedosa puede hacer que te veas muy cerrada y limitar tus oportunidades. Sé abierta, espera lo mejor, y corre riesgos. Como dicen en los anuncios de lotería: ¡no se puede ganar si no jugás!

3. La selectiva. Eres una bomba así que, por supuesto, se necesita un hombre extraordinario para captar tu atención. Si no cubre todas las características de tu lista, ni siquiera lo miras. Tus amigas dicen que estás siendo muy selectiva, pero tú estás en desacuerdo –sólo tienes estándares-. Sabes lo que quieres y vas a esperar a que llegue.

Si eres ella: El amor es una aventura –es impredecible- así que existe una gran posibilidad de que la persona que llegue a tu puerta no sea como lo imaginaste. Tira esa lista y analiza el caso de cada tipo. Si no lo haces, puedes perderte de algunas experiencias increíbles, las lecciones y al hombre de tus sueños.

4. La de las citas constantes. ¿Por qué todo el mundo se queja? No es difícil encontrar a un chico. Tal vez no para ti porque, bueno, te gusta todo el mundo. ¿Ese que es súper aburrido? Al menos tiene un buen trabajo. ¿Él que no es nada inteligente? Por lo menos es divertido. Tus amigas creen que es raro que no tengas un tipo de hombre y te acusan de no tener estándares, pero no te importa, tú crees que están celosas porque siempre estás con alguien.

Si eres ella: Ser abierta es increíble, pero no es saludable a un grado que siempre estás con alguien. Es importante tener un poco de tiempo para vos misma entre las relaciones, para reflexionar sobre lo que necesitas y realmente quieres –apostamos a que de repente te volverás más exigente-.

5. La desesperada.Al igual que la chica con citas constantes, le darás a cualquiera una oportunidad, pero tus razones son diferentes. Estás cansada de las citas y tienes miedo de terminar sola. Necesitas estar con alguien ahora mismo, o terminarás viendo películas otro fin de semana con una bolsa de Oreos. Tu solución: intentar con todas tus fuerzas.

Si eres ella: Intentar demasiado es una manera impresionante de terminar con un hombre terrible. Ellos terminan divirtiéndose contigo por un tiempo. Deja de tratar de forzarlo… Si das un paso atrás, dejas de obsesionarte y quitas la presión, las citas serán divertidas de nuevo.

6. La fatalista. Estás harta. No como la chica desesperada que está dispuesta a aceptar a cualquiera, sino que ya no crees en todo lo que las comedias románticas muestran porque sabes que todas esas tonterías del amor no existen. Ya trataste, no funcionó, así que sólo descansarás en tu departamento y te dejarás llevar porque ¿para qué molestarse? Todas las personas que están enamoradas van a cortar o divorciarse eventualmente. Te estás salvando a vos misma de un corazón roto.

Si eres esa acuérdate: Rechazos, rupturas, corazones rotos, eso es duro. Pero eso no significa que está bien darte por vencida. La recompensa es demasiado grande como para no intentarlo. No te das cuenta porque no has encontrado a la persona indicada aún. Pero cuando lo hagas, entenderás por qué vale la pena. Así que deja de quejarte, levántate, sacude el polvo y regresa al juego.

7. La alfa. Eres ferozmente independiente. No sólo tienes un trabajo, sino una carrera. Definitivamente quieres amor en tu vida, pero los chicos tienen egos débiles y se sienten intimidados por tu éxito. ¿Qué puede hacer una mujer? Así que te mantienes concentrada en el trabajo, asistiendo a algunas citas ocasionalmente y esperando que las cosas funcionen algún día. Y en caso de que no suceda, el trabajo es básicamente el amor de tu vida.

Si eres ella: Tu vida es lo que tú haces. Si quieres amor, tienes que hacer espacio en ella. Así de simple.

8. La puntual. Quieres un bebé. De hecho, lo quieres tanto que ni siquiera te importa el chico. Mientras tenga buen ADN y un trabajo, estás lista para todo. Seguro que sería lindo enamorarse, pero da igual –en este punto de tu vida lo único que quieres es conseguir espermas que puedan nadar, para estar bien-.

Si eres ella: Lo entendemos. Y si quieres ir a un banco de esperma o pedirle a un amigo que te haga el favor, está genial. Pero no está bien andar por el mundo teniendo sexo sin protección para lograr tus objetivos. Incluso está bastante mal.

9. La desastrosa. No sabes lo que quieres. Mientras hayas tomado un par de drinks, estás feliz y abierta a cualquier cosa y persona. Claro, que a menudo termines en situaciones comprometedoras –vomitando en la calle, despertando en una casa desconocida, etc.- pero eso es lo que haces cuando eres joven, ¿no?

Si eres ella: Ser joven es impresionante, pero gastar tu vida hundiéndote en alcohol no lo es. Y los chicos que estás atrayendo no son los buenos. Así que compórtate.

10. La pragmática. Todo sobre ti trata de negocios. No estás buscando fuegos artificiales, sólo una pareja estable en quien confiar. Y buscarlo ocupa la mitad de tu tiempo. Crees que todo se trata de poner tiempo y esfuerzo… Así que te concentras y organizas, estás registrada en todos los sitios de citas y vas a todos los lugares correctos. Si haces que esto sea una prioridad, y conoces muchos chicos, eventualmente conocerás al indicado.

Si eres ella: Es bueno lo que estás haciendo. Pero tienes que relajarte y divertirte más. Si te sueltas un poco, puede que te sorprendas y termines encontrando la estabilidad que buscas, y también los fuegos artificiales.

11. La princesa. Tienes sensibilidades pasadas de moda y necesitas un hombre caballeroso. Más que nada, esperas ser adorada, cuidada y tratada de acuerdo a un cierto estilo de vida. Ya sea enviándote flores o llevándote de compras, la persona indicada para ti será el chico que se enfoque 100% en lo que tu necesitas.

Si eres ella, recuerda: Las personas que se aman se cuidan la una a la otra, pero si buscas alguien que te mantenga financieramente, corres el riego de convenirte en una interesada. Así como a las mujeres no nos gusta ser objetivadas por nuestro cuerpo, a los hombres no les gusta serlo por sus cuentas bancarias.

12. La chica zen. Claro, sería genial estar enamorada, pero estar soltera es realmente increíble. Mientras tusamigas se obsesionan sobre cómo encontrarán a su próximo novio, tú eres feliz viviendo el momento y disfrutando de tu libertad. Después de todo, eres joven y debes sacar el mayor provecho de esto.

Si eres ella, acuérdate: Vive tu vida al máximo y todo lo que quieres llegará en su momento.

I




Deja un comentario