Corrupción en el Hospital de Rancagua: altas autoridades de administración de Piñera serán formalizadas por estafa y fraude al fisco

Por Felipe Reyes.

El Hospital de Rancagua muestra una demora en su terminación superior a un año y medio.//

Desde el subsecretario de Redes Asistenciales al Director de Salud de la Región de O’Higgins y otras autoridades, aparecen involucrados en lo que es un escándalo para diputados miembros de la comisión de Salud de la Cámara. Incluso denuncian que se negociaba el no pago de las multas por atraso en la entrega del hospital.

Cuando el 27 de enero del año 2010 la entonces presidenta Michelle Bachelet colocaba la primera piedra de la construcción del Hospital de Rancagua el futuro se vislumbraba perfecto. La Presidenta únicamente lamentaba no ser ella quien inaugurara el hospital pero resaltaba la importancia de haber dado ese primer paso.

Cuatro años después la construcción aún no ha sido inaugurada. La fecha de entrega estipulada por la empresa constructora era para agosto del año 2012. La obra, evaluada en 84 mil millones de pesos, ideada para ser la más moderna de América latina, no tiene fecha de entrega y ya tres fechas tentativas se incumplieron: agosto del 2012, octubre de 2013 y, la última, establecida para febrero del 2014.

Muchas quejas se han presentado al caso: que uno de los participantes con su constructora es el ex intendente Metropolitano y fugaz ministro de Energía, Fernando Echeverría, (RN) los evidentes retrasos en la entrega, deficiencias y daños en la estructura, además el no cobro de multas por parte del director del Servicio de Salud de O’Higgins, Cristian Gabella, (pro UDI) a las concesionarias a raíz del retraso en la entrega del hospital.

Las quejas llegan a diversos niveles, incluyendo la forma en que se construye. Muros de hormigón mal hechos, techos defectuosos que se desprenden y vigas de metal a la vista que convierten el gran hospital de Rancagua en una trampa mortal.

Hasta el momento nada está claro, salvo que nadie se arriesga a dar una fecha precisa de entrega. Para empeorar la situación, un programa de televisión del canal 13 hizo un reportaje sobre la construcción del hospital y obtuvo grabaciones de conversaciones entre representantes de la concesionaria y el director de Salud de O’Higgins discutiendo la forma de evadir el pago de las multas para poder terminar y entregar el hospital.

A Juan Luis Castro, diputado del Partido Socialista y miembro de la comisión de Salud de la Cámara, le tocó estar presente en algunas de las reuniones donde se estudiaba la situación del retraso, por lo mismo es contundente cuando afirma que «el director de Salud de O’Higgins, Cristian Gabella, y el subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, (pro UDI) mintieron a la comisión investigadora pues negaron todo vinculo o relación con la empresa constructora, toda transacción para buscar amilanar las multas y así mantener un sistema que estaba irregularmente diseñado. El hecho de mentirle al Estado se convierte en un perjurio que deviene en responsabilidades políticas».

El diputado PPD Enrique Accorsi también es contundente sobre el tema: «Nosotros hemos sido bien persistentes con esto del Hospital de Rancagua. Ese hospital debería de haberse entregado hace más de un año. Nos parece inaceptable, rayando en la estafa y en el delito lo que se presentó en el reportaje. Personalmente me preocupe de oficiar al ministerio sobre lo que sucede en Rancagua. El problema es que como queda tan poco tiempo para que las autoridades actuales de salud se retiren, lo más probable es que ellos no respondan. La nueva gestión de salud tiene puesto el ojo en la resolución del problema como una prioridad».

Juan Luis Castro al referirse al retraso de la entrega opina que «es algo inexcusable pues obedece a una negligencia del director del servicio. Nosotros llevamos dos años denunciando las deficiencias del trabajo del director. Hubo un arreglo con la empresa que permitió que la entrega de las obras se retrasara de forma vergonzosa. Además de eso una suerte de perdonazo de las multas que venían siendo de 70 mil UF. Por suerte el Ministerio Público ha tomado cartas en el asunto y solamente se espera la renuncia del encargado del Servicio de Salud y verificar en qué plazo se hará la entrega del Hospital Regional de Rancagua. Además de la investigación por fraude al fisco y malversación de fondos».

Consultado el diputado Accorsi sobre las grabaciones conseguidas por el programa en donde se escuchan los diálogos de las conversaciones que negocian la pactación del aminoramiento y, en algunos casos, del no pago de las multas por la demora del entrego del hospital, dice que «nosotros sabíamos del atraso que tenía, de los problemas que venía trayendo, los reclamos permanentes de los trabajadores del hospital, muchas veces presentamos estos problemas en la comisión de Salud. Yo creo que aquí es un problema de responsabilidad directa del ministerio de Salud y de la subsecretaria de Redes Asistenciales. No es posible que se negocie con la empresa. Aquí hay otros intereses. Si nos fijamos en los demás hospitales concesionados, claramente se aprecia que se esta beneficiando a las empresas privadas».

Luego de conocido los datos proporcionados por el reportaje de televisión, el director del Servicio de Salud de la Región de O´Higgins, Cristián Gabella, presentó su renuncia al cargo a raíz de la seriedad y contundencia de los datos entregados a la fiscalía que investiga las irregularidades.

La renuncia se hará efectiva a contar del día viernes 6 de marzo. La renuncia se ajusta a los cuestionamientos en relación con el centro asistencial regional y las irregularidades en torno al cobro de multas por demoras en los trabajos.

La Fiscalía, en tanto, pesquisa la posible existencia de fraude al fisco en el caso.

El Hospital de Rancagua muestra una demora en su terminación superior a un año y medio.

Fte. Cambio 21




Deja un comentario