Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante

El título de esta columna  corresponde a palabras del poeta, periodista y ensayista polaco, Ryszard Kapuściński; y era el tema a tratar en un seminario dictado por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Valparaíso, llamándonos  poderosamente la atención los alcances que tiene sobre la información que hoy entregamos, razón por lo cual publicamos esta columna aparecida en Macro News.

La Libertad de expresión no es derramar las emociones y visceralidades que, en la actualidad predominan en muchos quienes practican de alguna forma, el periodismo, en cualquiera de sus vertientes.

Hay contrastes abismales. Hay una discontinuidad profética que desde el mismo momento en que se instituyó, abolió toda posibilidad de independencia y libertad para escribir y decir.

El entreguismo periodístico hacia la política, y otros,  se ha convertido en un sueño que a muchos ha alcanzado.

 “cada informador debe comportar una deontología (deon: obligación, deber; logía: conocimiento, estudio) periodística para, así, con voluntad ética, asumir su profesión”.

La Libertad de Expresión no debe volverse un festejo de simple farándula, de deslealtades, hipocresías, chacoteos, charlatanerías, sumisiones, amenazas, comparsas, imposiciones, tropiezos, consensos, chismorreos, descalificaciones, sentencias, burlas, peroratas cantinflescas, bochornos, penurias y protagonismos que delatan debilidades humanas.

A lo largo de nuestra historia independiente la prensa ha sido un espacio excepcionalmente valioso para el cultivo de las ideas, el desarrollo de nuestros ideales y aspiraciones pero sobre todo del fortalecimiento del pluralismo político, y otros.

Hoy la prensa es tan variada como diversificada es la sociedad misma. En todos los géneros periodísticos encontramos las opiniones y posiciones plurales expresadas con plena libertad.

La Libertad de Prensa en esta época, Es una lucha por la información libre que a veces se confunde esa libertad por libertinaje.  Es decir el término libertad de prensa muy usada en estos días en la mayoría de los países, avalada y validada por las autoridades y los organismos internacionales.

Luego entonces se entiende que la prensa debe ser libre para reportar las noticias con imparcialidad.

La libertad de prensa es la existencia en un estado de la garantía de que los ciudadanos tienen el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no están controlados.




Deja un comentario