Diez mentiras de las películas porno

Expertos señalan escenas absurdas presentadas con frecuencia en estas producciones.//

En los filmes eróticos siempre hay finales felices y todo parece indicar que un hombre puede estar con una, dos y hasta tres mujeres a la vez. Los rostros simulan puro placer y, según los actores, sus cuerpos se mueven con una habilidad acrobática fuera de lo normal.

Varios expertos respondieron al portal entremujeres.com sobre las mentiras presentadas con mayor frecuencia en las películas pornográficas. Parte del propósito es aminorar la frustración que puedan sentir quienes opten por comparar su vida íntima con el derroche de placer de las de películas pornográficas.

Mentira 1: En los filmes, la medida del pene de todos los hombres es de gran tamaño. Pero sabemos que en el mundo real las proporciones varían.

Mentira 2: De acuerdo con estas películas, los hombres van al grano y a las mujeres les gusta el asunto de obviar caricias, besos y el juego previo. Sin embargo, en la realidad, una de las quejas principales de las mujeres es la frialdad en la intimidad por parte de su compañero.

Mentira 3: Los personajes practican diversas posiciones para realizar el acto sexual como si fueran contorsionistas naturales, sin tener en cuenta el aspecto de la flexibilidad y la incomodidad en el mundo real.

Mentira 4: Todas las mujeres son multiorgásmicas y, ¡siempre tienen un orgasmo! Además, muestran el grado de placer con un entusiasmo exagerado aun cuando las estadísticas dicen que solo un 25% de la población femenina lo logra mediante una relación coital.

Mentira 5: El sexo rudo (‘hard sex’) y violento les gusta a todos, incluyendo el ‘spanking’ o nalgadas y pellizcos. Sin embargo, en la vida cotidiana la mayoría prefiere un trato más delicado.

Mentira 6: Todos tenemos en casa algún juguete sexual y alguna lencería para seducir a nuestra pareja el primer día que acabamos de conocerla.

Mentira 7: El hombre eyacula una cantidad abundante de semen, pasando por alto que “no es la media normal para la población, ya que la cantidad habitual de eyaculado es de 1.5 a 4 mililitros”, según el urólogo y especialista en sexo Fabián Gómez.

Mentira 8: Improvisar un trío (“threesome”) es la cosa más fácil del mundo y el hombre puede con todas satisfactoriamente. Pero en la vida real, cumplir a cabalidad con esta misión tal y como se presenta en los filmes eróticos resulta un tanto cuesta arriba –y hasta irreal- para ellos.

Mentira 9: La mujer encuentra a su pareja teniendo sexo con su amiga y se suma para practicar un furioso encuentro sexual. “Pensemos en lo absurdo de la situación”, menciona Gómez. “¿Es más factible que (ella) se sume a la cama o que nos elimine de su vida?”

Mentira 10: El repartidor de pizza, el plomero, el electricista, el jardinero, son amantes en potencia: siempre son atractivos y de físicos espectaculares.




Deja un comentario