El Origen de Los Huevos de Pascua: ¿María Magdalena fue la verdadera responsable de la creación?

Fábulas, religión, y un par de leyendas intentan explicar el confuso origen de todo esto.//

Para muchos es un misterio la razón de por qué en Semana Santa se reparten huevos de chocolates. Si le preguntas a una persona común, es muy probable que no sepa la razón y se limite a decir: “Se hace, porque es una tradición …y punto.

Para muchas civilizaciones, principalmente las situadas en Egipto, Grecia, China, incluso en algunos lugares de américa, el huevo representaba fertilidad y vida. Cada vez que terminaba una dura época, se intercambiaban luego de que fueran decorados. Una gran instancia era luego del largo invierno (la llegada de la primavera) —todo lo anterior en el hemisferio norte—.

En pocas palabras, el huevo implícitamente se regalaba para recordar la llegada de fertilidad, vida y nacimiento.

Con el auge del cristianismo, el huevo encontró una fecha ideal para ser regalado: Pascua de resurrección, esto porque la iglesia había prohibido comer huevos durante la cuaresma, entonces la gente durante aquellos días los pintaban y los guardaban para luego ser consumidos en pascua de resurrección.

Como era de esperar, aquella costumbre europea fue introducida a America luego que llegaron los misioneros.

Hay muchas teorías al respecto y cada país se aferra a la propia. Sin embargo, una de las leyendas más antiguas se remonta a la época de Jesús y tiene como protagonista a María Magdalena.

Según cuenta la historia, habría sido ella quien dio origen a la celebración, teoría que fue explicada en el libro de 2006, Descodificando a María Magdalena: verdad, leyendas y mentiras, donde se desmitifica la vida de una de las seguidoras más importantes en la vida de Cristo.

n el texto, su autora Amy Welborn asegura que tras la muerte y resurrección de Jesús, María Magdalena se fue a evangelizar al sur de Francia donde consiguió ser invitada a una cena en la que se encontraba Tiberio César, emperador de Roma.

Al ver a César, Magdalena le grita que “Cristo ha resucitado”, dejando atónitos a los presentes, menos a Tiberio. La autoridad romana no creyó su historia y de hecho se burló de ella frente a todos.

“Un hombre puede volver de la muerte tan fácil como el huevo que tiene en su mano puede volverse rojo”, le dijo a Magdalena quien llevaba con ella un huevo en representación de la nueva vida que se iniciaba gracias a Jesús (en ese tiempo el huevo representaba el germen de vida).

La leyenda cuenta que por obra de Dios y antes que Tiberio terminara de hablar, el huevo comenzó a volverse rojo dejando en shock al emperador.

Tiberio quedó tan impactado con lo que vio, que escuchó con atención el relato de María sobre el enjuiciamiento y muerte de Jesús, y sobre la responsabilidad que Pilato había tenido en el hecho. Molesto, el emperador decidió castigar al prefecto y sacarlo de Jerusalén.

Más teorías

Aquella, sin embargo, no es la única teoría que involucra a María Magdalena. Otra leyenda cristiana afirma que ella y María, la madre de Jesús, pusieron una canasta de huevos a los pies de la cruz, los cuales se tiñeron de rojo con la sangre de Cristo. Luego los habría llevado como prueba ante Tiberio.

Finalmente, un tercer mito asegura que cuando Magdalena acudió a la tumba de Jesús en el tercer día tras su fallecimiento, llevó varios huevos cocidos para compartir con los guardias romanos que cuidaban el sepulcro. Cuando finalmente entraron y vieron que el cuerpo de Cristo no estaba, los huevos se volvieron de color rojo.




Deja un comentario