Empresario condenado a 7 años de cárcel por violar a nana peruana en su yate

Según la investigación del fiscal Rodrigo Benitt, el hombre instruyó a la asesora del hogar a realizar limpieza de la embarcación. Después de esa labor, la mujer fue obligada a ingresar a la fuerza al dormitorio de la nave donde el acusado procedió a violarla.//

A 7 años de cárcel efectiva fue condenado un empresario de iniciales P.D.A, acusado de violar a su asesora del hogar de nacionalidad peruana al bordo de un yate de su propiedad. El hecho se registró en enero de este 2014.

Según los antecedentes, el hecho ocurrió en la noche del 26 de enero cuando el hombre ordenó a su asesora del hogar a acompañarlo hasta el Club de Deportes Náuticos donde tenía su yate anclado en el sector de abrigo del recinto instruyéndole que realizara una limpieza de la embarcación

Las investigaciones permitieron dilucidar que tras realizar esa labor de limpieza, la mujer fue obligada a ingresar a la fuerza al dormitorio de la nave donde el acusado procedió a violarla.

Debido a que la embarcación se encontraba distante del muelle la víctima debió pasar la noche en la nave hasta el día siguiente cuando logró retornar a tierra.

Horas más tarde la mujer relató lo sucedido a un familiar, realizando la denuncia correspondiente e iniciándose la investigación por parte de la Fiscalía, la que concluyó exitosamente con un fallo condenatorio y sentencia.

Durante el juicio el Fiscal Benitt presentó el testimonio de la víctima, además de los funcionarios policiales de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI que participaron del procedimiento.

Asimismo, presentó una batería de pruebas que acreditaron la existencia del delito. A ello se suma que los jueces del tribunal resolvieron aplicar la circunstancia agravante de actuar de noche o en lugar despoblado.

“Fue una investigación compleja considerando que siempre es difícil probar un delito de violación a una mayor de edad. En este caso tanto la víctima como las circunstancias de la comisión hace este caso bastante especial, ya que se trata de una persona indefensa, alejada de su país y sin arraigo, toda vez que al momento del hecho la víctima llevaba sólo 11 días viviendo y trabajando en Arica; de hecho las secuelas emocionales la han llevado a querer quitarse la vida y a la necesidad de someterla a intensos tratamientos psiquiátricos”, expresó el Fiscal Rodrigo Benitt.




Deja un comentario