Hombres casados podrían llegar a ser curas: se entorna la puerta para terminar con el celibato

El Papa Francisco manifestó que está dispuesto a debatir respecto del voto de castidad que se impuso a los sacerdotes y miembros de las órdenes religiosas por la Iglesia Católica.//

El debate siempre ha existido en la comunidad católica, sin embargo fue el mismo Papa Francisco quien dio un empujón a la idea al declarar que el celibato es una opción y no un dogma de fe, por lo que es posible pensar en su abolición como requisito para ser ordenado sacerdote.

El celibato es una consagración a Dios que los sacerdotes hacen en el momento de su ordenación y se remonta al siglo XVI cuando nació como una manera de frenar las críticas a los curas que tenían concubinas y, por consiguiente, hijos repartidos en diversos lugares, tal como lo reconoció el teólogo español Enrique Miret Magdalena.

El Papa Francisco manifestó que está dispuesto a debatir respecto del voto de castidad que se impuso a los sacerdotes y miembros de las órdenes religiosas por la Iglesia Católica.

Respecto de esta situación Francisco se mostró abierto a aceptar a “curas casados”, esto en medio de un encuentro a puertas cerradas que sostuvo con el clero romano por el inicio de la Cuaresma.

De acuerdo a información entregada por la agencia católica SIR (Servizio Informazione Religiosa) cuando el sacerdote Giovanni Cereti le preguntó sobre la posibilidad de que hombres casados pudiesen ser consagrados como sacerdotes, Francisco habría dicho “el problema está presente en la agenda”.

Como una opción a este problema están los diáconos, pues se trata de hombres entregados a la vida religiosa con la salvedad de que son casados y tienen familia, pero lo que no les está permitido hacer es consagrar la hostia ni confesar.

Quizás la incorporación de estos personajes como sacerdotes podría ser un primer paso para ir acabando con el celibato. Claro que no cualquiera podría optar a esto, debiera tratarse de una persona que sea intachable, que sea un miembro activo de la comunidad católica y sea respetado por sus hermanos.




Deja un comentario