Junta de Vigilancia del río Aconcagua participa en mesa redonda con experto alemán en glaciares

A raíz de los efectos que tendrá el proyecto Andina 244 en la disminución de glaciares y cantidad de agua del río Blanco, con consecuencias en un futuro cercano. //

En el marco de las observaciones técnicas del proyecto Codelco Expansión Andina 244, la Junta de Vigilancia de la primera sección del río Aconcagua fue invitada con su equipo técnico asesor a una mesa redonda donde expuso el científico alemán, Alexander Brenning, experto en dinámica de glaciares y deslizamientos de tierra y académico de la Universidad de Waterloo.

El encuentro, organizado por la Sociedad Nacional de Agricultura en conjunto con la empresa sanitaria Aguas Andinas S.A., tuvo como principal objetivo intercambiar conocimiento sobre el estado de los glaciares en la zona central de Chile,  dado las investigaciones que ha desarrollado en torno a la modelación de glaciares en roca en Los Andes Central en conjunto con expertos de la Universidad Católica de Chile.

A la mesa redonda asistieron representantes de la Junta de Vigilancia del río Maipo y otras asociaciones preocupadas sobre como el proyecto Andina 244 afectaría sus respectivas sectores. Por ello, al final del encuentro se mostraron muy interesados en trabajar en forma conjunta para lograr que se respete las observaciones técnicas (ADENDA) que le hizo la comunidad y servicios al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por Codelco.

Impacto en glaciares

Los glaciares han perdido, aproximadamente entre los años 1955 y 2011, el 27,2% de la superficie y el 33% del volumen de hielo. Codelco ha declarado la intervención de glaciares hasta el año 2010 de 209,4 hectáreas, a las que hay que sumar las 61 hectáreas de intervención por el proyecto Expansión Andina 244.

Los glaciares, sean blancos, cubiertos, y/o de rocas, son una reserva hídrica estratégica para asegurar el agua potable, la mantención del medio ambiente y el desarrollo económico. La nieve de los glaciares es un recurso muy utilizado, sin embargo, cuando vienen años secos y no hay suficiente nieve, el agua del glaciar es la única fuente de recarga de los ríos y napas subterráneas.

El especialista alemán señaló en la presentación que “los glaciares son contribuyentes importantes de agua en los ríos en zonas con veranos secos, por lo que la disminución de éstos traerá como consecuencia el aumento transitorio de los caudales estivales. Es fundamental, generar investigaciones adicionales para cuantificar las complejas respuestas de la criosfera y caudales al cambio climático”.

Agregó que “además del cambio climático, influyen los impactos de las faenas mineras, la remoción de depósitos de roca sobre los glaciares rocosos, la construcción de caminos y el efecto de emisiones de material particulado”.

Al respecto, el glaciólogo argentino Dr. Juan Pablo Milana, señaló que “intervenir glaciares irresponsablemente puede cambiar su forma, generando colapsos y desprendimientos dado que éstos se van moviendo. Existe un gran desconocimiento, ya que muchos de los deslizamientos que llegan al fondo de un valle y genera inundaciones son causados por el colapso de los glaciares”.




Deja un comentario