“La importancia de una ley integral de protección a la infancia y la adolescencia”

Por:James Watson López | En Opinión.

La pregunta es, si realmente para el gobierno de turno, y también para el futuro,establecer leyes que permitan una mayor protección de la infancia y adolescencia sobre todo en temáticas relacionadas con vulneración de derecho.//

Chile se encuentra en vías de convertirse en un país desarrollado. Así lo arrojan los indicadores económicos expuestos en los medios de comunicación.  En este mismo sentido, queda la duda respecto a si los avances también se ven reflejados en las políticas públicas que tienen como objetivo la protección, promoción y desarrollo de las diferentes comunidades pertenecientes, sobre todo, a los sectores más vulnerable del país

Actualmente, Chile no cuenta con una ley de protección a la infancia y a la adolescencia. Esto llama la atención, principalmente porque instituciones como el Servicio Nacional de Menores (SENAME), dependiente del Ministerio de Justicia, busca poder promover y garantizar los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes de la nación. Entonces, cabe la pregunta si realmente para el gobierno de turno, y también para el futuro, es prioridad poder establecer en el debate político y público la importancia de establecer leyes que permitan una mayor protección de la infancia y adolescencia sobre todo en temáticas relacionadas con vulneración de derechos.

Nosotros, como programa de intervención dependiente de SENAME, creemos de suma relevancia poder generar instancias de debate y diálogo a nivel de ley, que permitan visibilizar aún más los derechos de la infancia y adolescencia, no solo por la importancia que ya significa que el país garantice el desarrollo integro de estos últimos, sino también porque permitiría poder generar mayores políticas de prevención frente a las vulneraciones de derecho, instalando así espacios de educación pública que actúen desde temprana edad en la población, tales como la enseñanza en el currículo educativo de cada escuela de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en forma constante y no como una pincelada, como también la psicoeducación correspondiente a adolescentes respecto a competencias parentales, vínculo y apego, entre otras temáticas.

De ésta forma, no solo actuaríamos desde la intervención cuando la vulneración se encuentra presente, sino también previniendo que suceda.

James Watson López.  Psicólogo, Programa Familias de Acogida Especializada de Aconcagua.




Deja un comentario