La peculiar historia de la primera multa por exceso de velocidad y el conductor temerario

Walter Arnold fue multado por conducir a 13 kilómetros por hora por un oficial que circulaba en bicicleta.//

Corría 1896 y la industria automotriz eran sólo carruajes a motor. Razón por la cual el conductor recibió la sanción con orgullo.

La leyenda sugiere que el 28 de enero de 1896 una bicicleta interceptó a un auto para multarlo por exceso de velocidad. Dicen que la persecución se prolongó durante cinco millas (ocho kilómetros). La multa fue interpretativa: no existía en aquel tiempo pretérito un instrumento que midiera la velocidad de las cosas. El agente interceptó al vehículo motorizado y además de redactar una infracción de tráfico, escribió la cronología de un método que se cree moderno que reguló la movilidad de los hombres desde épocas inmemoriales.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.