Las situaciones más penosas de vivir en pareja

Cambiarle el nombre es una cosa de las mas penosas que suele suceder.//

Es una realidad, cuando dos personas se quieren y comienzan una vida en común, la convivencia diaria está repleta de miles de momentos que pueden convertirse en situaciones muy incómodas; algunos se molestan con ellas y para otros pueden ser el pretexto perfecto para una sesión de risas.

Desde olores desagradables o falta de privacidad, te presentamos las situaciones más incómodas que pueden suceder en la vida de pareja.

– Quedarse dormido durante el sexo: Esto sucede más a menudo de lo que piensas. En tiempos de crisis, con trabajos estresantes y un sinfín de obligaciones, el momento relajante del día puede convertirse en uno de los peores instantes de la pareja ¿Cómo escapar del bochorno?

– Cambiarle el nombre: Ya sea una pareja consolidada o en las primeras citas, el hecho de cambiar el nombre es una de las cosas más penosas que puede suceder, pues ¿cómo justificar un error así? ¡Cuidado con la lengua!

– Fingir orgasmos: Desafortunadamente, esta es una de las prácticas más comunes en las parejas; relativamente no pasa nada si el otro no se da cuenta, pero cuando comienzan las preguntas incómodas es cuando las respuestas no llegan a nuestra mente.

– Posiciones sexuales incomodísimas: Seguramente tu pareja o tú habrán visto una de esas posiciones que parecen de ensueño, en donde el placer llega por sí solo, pero ¿de verdad piensas que es tan sencillo como en las películas?

– No depilarse: Tanto para tu pareja como para ti, esta es una de las sensaciones más desagradables, y es que el andar en “modo kiwi” puede llegar a ser “mata pasiones”, no importa el lugar: las piernas, los brazos o las ingles ¡cuidado! Algunos consideran que el vello no está de moda.

– Malos olores: ¿Acaso existe algo más desagradable? Cuida tu higiene personal, pues este es uno de los puntos más comunes en la vida de pareja; recuerda que la boca, los pies, las zonas íntimas y las axilas son potenciales fuentes de olores desagradables.

– Sonidos desagradables: En definitiva algunos ruidos corporales son inevitables, naturales y fisiológicos, pero emitirlos frente a la pareja no es para nada algo romántico, evítalos si no pretendes alejar por completo la imagen de “príncipe azul” o “mujer ideal”.

– Utilizar el dinero común: Si abrieron una cuenta bancaria para ambos y es justo ahí donde están guardando dinero para su próximo viaje o auto, es mejor que te alejes de las tentaciones y no lo utilices para nada, puedes provocar una de las situaciones más incomodas.

– No tener intimidad para ir al baño: Por mucha confianza que se tengan, el hecho de tener privacidad es algo fundamental, y más si se trata del momento de ir al baño. Recuerda, existen necesidades que debes satisfacer a solas.

– No estar de humor: “Me duele la cabeza” es uno de los pretextos más comunes para evitar a toda costa un encuentro sexual, sin embrago, el admitir que no se tienen ganas sería mucho más fácil y menos incómodo.




Deja un comentario