Lupus: Un enemigo silencioso que afecta principalmente a mujeres fértiles

Conoce aquí que es, cuales son sus sintomas y como tratarlo.// 

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad crónica en la que el sistema inmunológico identifica erróneamente los órganos, tejidos y células sanos como antígenos extraños (como lo hace con los virus o bacterias). Como resultado, el cuerpo crea auto anticuerpos que atacan y destruyen los tejidos, lo que potencialmente, causa inflamación, dolor y daño en los sistemas orgánicos mayores. ¿La consecuencia? los pacientes con Lupus tienen una pobre calidad de vida que en muchos casos les impide trabajar, cuidar a los hijos o valerse por si mismos. Afecta principalmente a mujeres (90%), siendo dos a tres veces más frecuente en hispanas, asiáticas y afroamericanas, que en caucásicas. En Chile, se estima que existen entre 7 y 20 mil pacientes con LES.

Lupus y embarazo. No hay mayor evidencia científica sobre la relación entre el Lupus y el embarazo, pero sí se sabe que existe la posibilidad que la enfermedad se manifieste tras el parto a causa del profundo cambio hormonal que viven las pacientes durante el embarazo.

La realidad de los pacientes con Lupus. Según afirma el Dr. Richard Furie, Jefe de la División de Reumatología e Inmunología -Alergia del Sistema de Salud North Shore-LIJ, ‘el Lupus es conocido como la enfermedad de los inocentes, porque ataca a mujeres jóvenes, entre los 15 y 45 años, que repentinamente se enferman, cambiando por completo su vida y la de sus familiares más directos’.

En relación a la causa del LES, esta se desconoce con exactitud; sin embargo, se han identificado una serie de alteraciones genéticas que parecen hacer que las personas sean más propensas a la condición , . Existen componentes que podrían detonar la activación del lupus en individuos genéticamente susceptibles: hormonales (menarquía, embarazo y menopausia) y ambientales (exposición al sol, estrés). Los síntomas del LES son muy variados y la evolución suele transcurrir entre ‘brotes o exacerbaciones’ seguidos por periodos de ‘remisión’ durante los cuales esos síntomas están controlados. Las manifestaciones clínicas más comunes son: •Fatiga permanente. •Fiebre recurrente sin evidencias de infección asociada a otra causa que la explique. •Dolor en las articulaciones (a veces con hinchazón) y en los músculos. •Erupciones cutáneas de distinto tipo que predominan en áreas expuestas al sol. •Mancha con forma de mariposa en la cara. •Úlceras o erosiones en mucosas (por ejemplo en la cavidad bucal) •Pérdida continua del cabello Al respecto el Dr. Furie indica que, ‘es muy complejo poder indicar a la población que esté atenta a tal o cual síntoma. El Lupus es una patología extremadamente compleja, por lo que si bien existen ciertos procesos en el organismo a los cuales poner atención y consultar al médico, como la caída continua del cabello, fatiga permanente o fiebre diaria por las tardes, entre otros, estos signos de advertencia suelen no presentarse de manera conjunta, sino más bien parcelada, dificultando el diagnóstico del LES’.

Debido a lo compleja de la enfermedad y a su difícil diagnóstico, no es posible contar con una data específica en relación al número de pacientes con LES. Muchos pacientes en primera instancia engrosan las listas de patologías reumatoídeas por dos o tres años antes de ser diagnosticados con Lupus. Al respecto, el Dr. Furie sostiene, ‘en promedio el paciente pasa por un mínimo de tres consultas médicas con especialistas diferentes antes de ser correctamente diagnosticado’

Benlysta en el tratamiento del LES: una buena noticia. Si bien no existe una cura para el Lupus, hay una serie de medicamentos que se utilizan para aliviar algunos de los síntomas. Los pacientes reciben inmunosupresores para controlar la actividad de la enfermedad, el sistema inmunológico y minimizar las complicaciones. Los corticoides son los fármacos más utilizados en el tratamiento de esta enfermedad, ya que reducen la inflamación que genera mucho dolor al paciente. Sin embargo, la toxicidad de los tratamientos y los efectos adversos son altos. La buena noticia es que en 2013 fue lanzado al mercado Benlysta (belimumab), un anticuerpo monoclonal humano que bloquea la proteína BLyS, necesaria para la supervivencia de los Linfocitos B productores de auto anticuerpos que atacan y destruyen los tejidos propios del organismo, causando la enfermedad. Según el Dr. Furie, ‘si bien los corticoides logran controlar los molestos efectos de a enfermedad y en algunos casos incluso permitir al paciente recuperar en parte su ritmo de vida –como volver a trabajar–, sus efectos adversos son numerosos. Los más comunes son problemas a los huesos, aparición de osteoporosis, problemas cardíacos antes de los 40 años, fallas renales, y en las mujeres, mayoritariamente daños en su autoestima, debido a que los corticoides provocan una inflamación severa en el rostro –fenómeno cara de luna– lo que las afecta en su vida diaria’. El Dr. Richar Furie enfatiza que «en mi experiencia y en vista de los estudios realizados de fase I, II y III (BLISS) de Benlysta, este medicamento apunta a ser el tratamiento para los pacientes con Lupus. En base a la gran investigación desarrollada, creo que Benlysta permitirá a los pacientes con Lupus activo reducir y en algunos casos incluso prescindir del uso de corticoides e inmunosupresores, mejorando considerablemente su calidad de vida».

lupus 1

(Fte. mujer)




Deja un comentario