Un grupo de mujeres se desató y decidió contar sin pelos en la lengua en qué piensan cuando se masturban y cómo utilizan toda su creatividad para sentir más placer.

A través de una publicación en el sitio Vice.com, recogió este montón de relatos, en los que destacan tabúes, recuerdos de momentos en específico o la imaginación de fantasías e historias que nunca han pasado pero que serían seguramente inolvidables.

A continuación algunos testimonios de diversas mujeres al respecto:

Os (23): “Mi infancia fue la época en que más me masturbé. Lo hacía con peluches, almohadas, pero sin imaginarme nada porque no lo hacía con ningún morbo, deseo sexual, ni nada por el estilo porque no sabía que lo que yo estaba haciendo era masturbarme. La razón por la que lo hacía era por las cosquillas que sentía al tocarme, y cuando ya no podía más debido al placer, me daban unas ganas terribles de ir al baño. También me gustaba el misterio porque muy dentro de mí, sabía que lo que estaba haciendo era de alguna manera “prohibido” y que no podía contárselo a nadie.

Actualmente me masturbo pensando en momentos, miradas, imagino que alguien llega y se porta rudo conmigo. Me gusta utilizar mi vibrador, que tiene una especie de mariposa para el clítoris. Me vuelve loca eso, me hace gritar y llorar. Imagino normalmente situaciones lésbicas al masturbarme porque veo el cuerpo de la mujer como algo bello y hermoso. Así que la mayoría de las veces, imagino caricias o desnudos medio surrealistas. Incluso varias veces pienso en mi misma. Mi novio dice que me gustan las chicas parecidas a mi.

Dependiendo del humor que tenga, me he llegado a masturbar por alguna mirada que tuve con alguna chica en un bar, y no necesariamente tiene que haber pasado algo, simplemente esos segundos en las que las dos nos miramos fijamente, como cómplices, me prenden mucho y es material suficiente para masturbarme varias veces”.

Verónica (23): “Normalmente utilizo alguna fantasía, como que algún hombre con el que tuve sexo me penetra nuevamente. También pienso en alguna chica que me parezca atractiva. Tengo algunas amigas que fantasean con gente famosa, pero ese no es mi caso, creo que lo que más me excita es imaginarme cosas que ya pasaron y volverlas a recrear. A veces, cuando uso mi vibrador, me dejo llevar por mis gemidos que me excitan mucho y termino.

Cuando no tengo el vibrador, me imagino que me están cogiendo en cuatro o en algún muy buen oral que me hayan hecho y así se me hace mucho más fácil para acabar. Creo que con lo que más rápido termino es eso, con la imagen de que algún chico o chica con quién he estado me hace un buen oral.

Me masturbo todos los días, tenga pareja o no, es indiferente. Sí me he masturbado pensando en mis parejas pasadas o actuales, es que lo que más me excita es hacerlo con situaciones que ya han pasado en mi vida, quizás sólo les agrego que me cogen un poco más fuerte de lo que en realidad pasó, pero casi siempre es así: oportunidades que ya pasaron y entonces tengo buenos recuerdos de ellas para así poder masturbarme.

Quizás suene un poco aburrida, pero sólo me masturbo con cosas que ya he vivido y que me gustaron muchísimo. No soy de las que se masturba pensando en Ryan Gosling, por ejemplo”.

Yeli (26): “Con lo que más me masturbo es con material visual, así que no siento que sea tan profundo como parece mi proceso. Pocas veces he pensado en cosas que no han pasado, pero sí me he dado cuenta que cuando lo hago, el resultado es muchísimo mejor ya que me tardo más y el orgasmo es más fuerte.

Cuando siento que algo es prohibido o que no lo puedo tener, la excitación es mayor. Creo que es naturaleza humana y así somos todos, el tema de lo morboso o ilegal es muy tentador. En varias oportunidades me he masturbado por temas o situaciones que son absolutamente penosas, obviamente lo he hecho, es mucho más divertido.

Mi tema favorito al tocarme es pensar en escenas que vi en alguna película, en una página porno, o en alguna experiencia pasada que me gustó mucho. Me masturbo mucho, así que a veces me toca usar un poco la creatividad y variar el tema para no aburrirme. Pero la verdad es que soy muy, muy visual. Si estoy con mucho tiempo libre, puedo masturbarme varias veces al día”.

Para ver todos los testimonios, pincha acá (Vice).