NIÑA DE 9 AÑOS GRABA A SU PADRE HABLANDO DE LOS ABUSOS SEXUALES QUE LA SOMETIA

Harta de abusos, la niña se metió una grabadora en el calcetín y grabó una conversación entre su padre y sus abuelos donde este reconocía que había abusado de ella.//

El hecho ocurrió en España,  su padre había estado abusando de ella durante años. Cada vez que le tocaba irse con él, la niña se negaba, gritaba a las puertas del colegio hasta que venía la policía y la obligaba a cumplir con el régimen de visitas impuesto por un juez.

Su madre intentaba hacer todo lo posible para impedir que el padre se quedara a solas con la niña. Después de que María contara a su madre que su progenitor le había tocado los genitales, varios análisis en urgencias dieron positivo en infecciones vaginales. Justo acababa de pasar una temporada en la casa del padre.

La madre de María (el nombre es ficticio) denunció al padre por abusos sexuales. Después de una intensa espiral burocrática, aquella acusación fue archivada por un juez. Hasta que la propia María, ahora de 9 años, decide tomar cartas en el asunto.

Harta de abusos, la niña se metió una grabadora en el calcetín y grabó una conversación entre su padre y sus abuelos donde este reconocía que había abusado de ella

Para escapar de los abusos decide grabar una conversación en la que su padre reconoce todo lo que le ha hecho. La grabación, publicada en exclusiva por el periódico El País, fue posible gracias a que la niña escondió una grabadora en su calcetín antes de irse a casa de su padre.

LA CONVERSACIÓN ES LA SIGUIENTE:

Padre: “¿Pero cuándo te he tocado yo?”

Hija: «Muchas veces

Padre: «Pero cariño, eso es para jugar»

Hija:  “Es que no tienes que hacerme eso nunca, mi cuerpo es mío”

Padre: “Tu cuerpo es tuyo, efectivamente (…), cuando tú decías que no te tocara, yo paraba. Yo lo único que te estaba haciendo era cosquillas y estaba jugando contigo”.

Luego de escuchar el diálogo, la madre de la menor ha denunciado la conversación ante la justicia, la misma que archivó el caso en enero de este año.




Deja un comentario