Nueva tendencia erótica: Conoce a los solosexuales

Lo suyo es el self service. Pero siempre.//

Un artículo publicado por el suplemento SModa del diario español El País presenta una nueva tendencia sexual: Los solosexuales.

Como lo dice la palabra, los solosexuales practican una sexualidad en solitario. Es decir, lo suyo es la masturbación. El autoservicio. La porción individual. Si son h0mbres, escogen el modo manual. Si son mujeres, el digital. Si van al teatro, preferirían un monólogo.

Pero con una diferencia.

Los solosexuales solo conciben el placer erótico en solitario. Nada de parejas. Menos grupos.

Los solosexuales tienen su propio signo, el masculino con la flecha dentro del círculo, y muchas páginas web, además de foros y hasta música para llegar solos al orgasmo.

Los hombres son  los que más portales tienen en Internet. También  celebran sus propias “orgías”, reuniones en las que se masturban mientras se miran unos a otros.

Pero también hay mujeres, pero más silenciosas y menos organizadas.

Según la sexóloga y psicóloga Ana Sierra,  “en la sexualidad nada es anormal, el problema es cuando algo se hace exclusivo y anula a todo lo demás, cuando se buscan siempre los mismos estímulos”.

“Es, en cierta manera, una vuelta a la etapa más infantil del sexo y cuando leo que muchos solosexuales se masturban en grupo, me recuerda a las practicas adolescentes, en las que los chicos hacen quedadas masturbatorias, que tienen también su lado didáctico, de aprendizaje”.

Jason Amstrong, en el post How I learned to love myself as a solosexual explica que “no estamos hablando de la paja rápida en la ducha antes de ir al trabajo por la mañana. Se trata de hombres que se masturban durante horas”.

“El acto de masturbarme lleva implícito muchos otros como bailar frente al espejo, fumar, beber mi adorado Jack Daniels, ver porno o jugar con una serie de cosas o ideas que yo he recopilado durante toda la semana”, continúa. “Lo que ocurre es que llego a un estado trascendental en el que mi cuerpo se identifica con mi pene y mi cerebro es solo sexo (…) No tengo intención de compartir el sexo con otros y la intensidad que esto me produce es suficiente para poner mis practicas en el puesto número uno de mis preferencias sexuales”.

Uno de los inconvenientes de esta opción sexual es que es más fácil que sus integrantes caigan en la adicción al sexo porque, según Ana Sierra, “es más fácil que una practica llegue a ser obsesiva cuando no depende de nadie y cuando se tiene a mano”.

Para cerrar, este video que es como la Novena Sinfonía de la masturbación, con Divinyls:




Deja un comentario