OAS: Las redes políticas en Chile de la empresa que pagó millonarias coimas en Brasil

Por : en Reportajes // Fte. Ciper Chile.

Los casos entre los protagonistas del caso  Petrobras co¿n Enriques Ominami y Ciorgio Martelli.//

CIPER tuvo acceso a miles de mensajes de texto del principal ejecutivo condenado por la corrupción de la constructora OAS en Brasil. Los diálogos dan cuenta de su preocupación por las millonarias inversiones en Chile, su protagonismo en la producción de la visita de Lula da Silva en 2013, ocasión en que respaldó a Michelle Bachelet. Los equilibrios políticos eran un tema sensible para OAS, que tenía una relación cercana con Marco Enríquez-Ominami, a quien le facilitó un jet privado. En los mensajes figura también Giorgio Martelli, formalizado por el financiamiento irregular de la campaña de Bachelet.

¿Cuándo será definida la elección?

La primera vuelta  será el día 17/11 y es posible que se resuelva para esa fecha con la victoria de Bachelet. En caso que esto no ocurra tenemos dos situaciones distintas. Segunda vuelta Bachelet X(versus) cualquier otro candidato, sin duda Lula va a hacer un gesto por ella. Bachelet X (versus)Marco, vamos a quedar en una situación difícil.

El mensaje es parte de una conversación por WhatsApp, fechada el 6 de noviembre de 2013, entre dos de los máximos ejecutivos de la constructora brasilera OAS, la que desde hace dos años está en el centro de la diligencias de la operación “Lava Jato”, donde se investiga una gigantesca red de corrupción que tiene como protagonista a la estatal Petrobras. El Ministerio Público Federal de Curitiba acusa a OAS de haber pagado alrededor de US$8,6 millones en coimas para beneficiarse con contratos de Petrobras. La compañía también está siendo investigada –por fraudes en licitaciones y presuntos ilícitos en el financiamiento de la política– en Perú, Argentina, Uruguay y Chile.

Marco Enríquez-Ominami

Marco Enríquez-Ominami

Quien pregunta por las elecciones en Chile en ese breve diálogo es José Adelmario Pinheiro Filho –Leo Pinheiro– ex presidente de OAS, condenado en 2015 a 16 años y 4 meses de prisión por los delitos de corrupción, lavado de dinero y crimen organizado en el marco de la operación “Lava Jato”. Su interlocutor: Augusto César Ferreira e Uzeda –César Uzeda–, ex director internacional de la compañía y quien viajó en 2013 de Santiago a Sao Paulo en un jet privado junto al entonces candidato presidencial del PRO Marco Enríquez-Ominami y su asesor, Cristián Warner.

La empresa brasilera facilitó luego el avión durante tres meses a la campaña de Enríquez-Ominami y pagó $59 millones a una sociedad ligada a Warner que fue utilizada para canalizar gastos electorales. El Consejo de Defensa del Estado (CDE) los acusa a ambos de fraude al Fisco por haber pedido al Servicio Electoral (Servel) el reembolso de $170 millones para cancelar los servicios de un publicista brasilero que en realidad habrían sido pagados directamente por OAS.

CIPER, gracias a la colaboración de IDL-Reporteros de Perú, tuvo acceso a los miles de mensajes de texto que Pinheiro intercambió entre 2013 y 2014 con varios de sus colaboradores a través de tres teléfonos celulares Iphone, los que fueron incautados en noviembre de 2014 cuando fue detenido por la Policía Federal en la séptima fase de la operación “Lava Jato”.

Numerosos mensajes hacen referencia a Chile y también a un misterioso personaje apodado Brahma –en honor a la marca de cerveza del mismo nombre–, chapa con la que en ocasiones la alta dirección de la compañía brasilera se refería al ex Presidente Luiz Inacio “Lula” da Silva , según confirmó la Policía Federal. El ex mandatario está bajo investigación de la justicia de Brasil luego de que el Ministerio Público lo acusara de aceptar 3,7 millones de reales (cerca de US$1,1 millón) en sobornos que se cree provienen de las arcas de la constructora brasilera.

En el diálogo por WhatsApp, César Uzeda analizaba los escenarios electorales en Chile porque OAS estaba preparando una visita de Lula a Santiago. Pinheiro y Uzeda tiraban líneas sobre las características de la reunión que el ex presidente de Brasil sostendría en Santiago con algunos empresarios: “Brahma quiere hacer la presentación el 24, 25 o 26 de noviembre en Santiago. Sería una mesa redonda con 20 a 30 personas”, le comentó Pinheiro a Uzeda el 12 de noviembre de 2013. El director internacional de OAS le respondió: “Creo que los convidados dependerán de los resultados de las elecciones el domingo próximo, tal vez un almuerzo con participación de empresarios, políticos con orientación más de izquierda e intelectuales. Someteríamos a los convidados a la crítica previa de él”.

El resultado de las elecciones del 17 de noviembre le evitó una situación incómoda a OAS. Enríquez-Ominami no pasó a segunda vuelta y Lula visitó el comando de la entonces candidata presidencial Michelle Bachelet en el barrio Italia (Providencia) para entregarle su apoyo.

Quien también aparece mencionado en los mensajes de texto contenidos en los teléfonos de Leo Pinheiro es el recaudador de fondos para la precampaña de la Presidenta Michelle Bachelet, Giorgio Martelli, quien visitaría obras de la empresa en Río de Janeiro a fines de 2014. “Él viajó por interés personal y financió el viaje con sus propios recursos”, señaló a CIPER su abogado Claudio Pavlic. De acuerdo a los mensajes de texto a los que tuvo acceso este medio, ejecutivos de OAS pidieron al propio Leo Pinheiro que confirmara el viaje de Martelli a Río.

Leo Pinheiro

Leo Pinheiro

En una serie de mensajes enviados al ex director de OAS por el representante en nuestro país de la brasilera, Marcel Corazza, se menciona como contacto en Chile a un tal “Giorgio”. Ese nombre, junto al de “Pedro”, aparece en varias conversaciones que dan cuenta de las intensas gestiones que durante el segundo semestre de 2014 llevó a cabo OAS con miras a la licitación de la concesión del Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago.

En ese momento el asesor jurídico de OAS en Chile era Pedro Yaconi, pero él negó ser el “Pedro” que hizo gestiones para esa licitación. El abogado de Martelli indicó que su cliente  tampoco se vinculó con ese proceso, aunque reconoció que sí sostuvo reuniones con OAS en calidad de gerente general de la Corporación para el Desarrollo Sustentable de Pudahuel(Codesup), de la que es socia la concesionaria del aeropuerto.

Martelli se encuentra formalizado por su participación en el esquema de financiamiento irregular de la precampaña de Bachelet a través de SQM, empresa que también rectificó ante el Servicio de Impuestos Internos facturas de una sociedad de Pedro Yaconi, por no tener constancia de que hubiera prestado servicios. Martelli y Yaconi se conocen al menos desde 2009, cuando participaron del equipo recaudador de la campaña de Eduardo Frei, cuyo financiamiento también está siendo investigado por el Ministerio Público, aunque los delitos estarían prescritos.

LA AGENDA DE LULA EN CHILE

La visita de Lula da Silva a Chile comenzó a tomar forma a principios de noviembre de 2013. De acuerdo al historial de mensajes de los teléfonos móviles de Leo Pinheiro a los que tuvo acceso CIPER, el 6 de noviembre el entonces mandamás de OAS le comunicó al director internacional de la compañía, César Uzeda, que Lula podía hacer una presentación en Chile el día 26 de ese mes.

El ex Presidente de Brasil ya tenía agendada para el 27 una conferencia en Santiago en el marco del seminario “Desarrollo e Integración en América Latina”, organizado por  la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Lula da Silva y Ricardo Lagos (Fuente:Cepal)

Lula da Silva y Ricardo Lagos (Fuente:Cepal)

Descontando la invitación de la Cepal, de los mensajes a los que tuvo acceso CIPER se infiere que OAS tuvo un activo rol en la organización de la agenda de actividades que Lula tuvo en Chile la última semana de noviembre.

Nuestro amigo Brahma puede hacer una presentación el día 26/11. ¿La elección será definida cuándo? ¿A quién podríamos convidar? No a un público grande. 20 a 30 personas tipo mesa redonda. Tema: relación Brasil-Chile”, le escribió Leo Pinheiro a Uzeda el 6 de noviembre.

César Uzeda respondió dos horas después indicando que la primera vuelta de la elección presidencial en Chile sería el 17 de noviembre y que era probable que se resolviera con la victoria de Michelle Bachelet. Luego detalló los escenarios posibles en caso que ello no sucediera y la situación incómoda en que estaría OAS si ella y Enríquez-Ominami pasaban a segunda vuelta.

Antes de su viaje, Lula le preguntó a Leo Pinheiro qué obras tenía OAS en Chile. Éste, a su vez, le pidió a Uzeda que le informara al respecto.

¿Estamos construyendo hoy alguna obra en Chile además del hospital? Si es positivo ¿Cuáles? Valor, etapa y localización. Brahma necesita saber.

–Construcción del Puente Chacao, entrega 4/11, mayor obra pública de Chile este año, valor 800 MM. Ejecutamos Mapocho Limpio (concluida), estamos ejecutando el Hospital de Rancagua (90%) –respondió Uzeda.

Fue también en un jet facilitado por OAS que Lula llegó a Santiago el martes 26 de noviembre de 2013. El día anterior, Pinheiro le escribió a Uzeda pidiendo detalles del viaje que estaban a punto de emprender. “Colocamos un avión a disposición de Lula para salir mañana a mediodía. Sería bueno que usted chequeara con Paulo Okamoto (presidente del Instituto Lula) si es conveniente irnos en el mismo avión. En caso contrario nos vamos el miércoles”, respondió Uzeda.

Según se desprende de los mensajes revisados por CIPER, Pinheiro y Uzeda no viajaron en el mismo avión que Lula rumbo a Santiago. Los ejecutivos despegaron 24 horas después que el ex Presidente.

Fue ese mismo 26 y a pocas horas de aterrizar en nuestro país que Lula llegó hasta el comando de la entonces candidata de la Nueva Mayoría Michelle Bachelet para entregarle su respaldo de cara a la segunda vuelta, en que enfrentaría a Evelyn Matthei. Al final de la cita, que se extendió por cerca de una hora, el ex líder sindicalista describió a Bachelet como una candidata que “tiene el corazón para cuidar a todos, en especial a las personas más pobres”.

Al día siguiente, Lula participó de la apertura del seminario de la Cepal, donde compartió una mesa con la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, y el ex Presidente  Ricardo Lagos. Ambos ex mandatarios hicieron un llamado a avanzar en la integración de la región.

La mañana del 28 de noviembre Lula asistió acompañado de Leo Pinheiro a un desayuno de la CPC con 30 empresarios en el restorán Osadía, ubicado en la comuna de Vitacura. A la cita llegaron varios pesos pesados del mundo empresarial: Eliodoro Matte (CMPC), Horst Paulmann(Cencosud), Jorge Errázuriz (Celfin Capital) y Juan Eduardo Errázuriz (Sigdo Koppers), entre otros. En la foto oficial del evento, también aparecen dos emblemáticos recaudadores de fondos para campañas concertacionistas: Jorge Rosenblut, quien asistió en calidad de presidente de Endesa, y Pedro Yaconi, quien lo hizo como abogado del extinto estudio jurídico Hermosilla, Levi, Yaconi, Donoso y abogados.

Pedro Yaconi figura en las investigaciones por el financiamiento irregular de la política desde que en mayo de 2015 quedara al descubierto que una de sus sociedades, Rinvesa, emitiera una factura por $30 millones a Soquimich, la que fue rectificada ante el Servicio de Impuestos Internos. Según publicó el diario electrónico El Mostrador, el documento fue emitido en 2009, cuando Yaconi –hombre de confianza del ex Presidente Eduardo Frei– participaba del comité de finanzas del comando que buscaba sentar nuevamente en La Moneda al entonces candidato DC.

Yaconi no era un desconocido para los ejecutivos de OAS. Versiones recogidas por CIPER indican que quien se encargó de la logística y de afinar los detalles del evento cuyo protagonista estelar era Lula da Silva, fue la empresa de comunicaciones Azerta, ligada a la lobista y experta en comunicación estratégica Cristina Bitar. De hecho, Bitar también estuvo presente en el desayuno. Desde Azerta informaron a CIPER que efectivamente realizaron gestiones para organizar el desayuno y que lo hicieron por encargo del propio Yaconi. Fue el abogado quien puso a Azerta en contacto con el representante de la filial de OAS en Chile, Jaume Serret, quien actuó como contraparte de la empresa de comunicación estratégica en este tema. Azerta facturó por sus servicios a OAS Chile.

Desde la CPC informaron a CIPER que su participación en este capítulo se restringió a hacer recomendaciones, sugerir nombres y contactar a algunas personas.

El vínculo entre Pedro Yaconi y los directivos de OAS se profundizó en abril de 2014 cuando el abogado asumió como asesor jurídico de la empresa brasilera en Chile (ver reportaje de CIPER).

Lula da Silva y Michelle Bachelet

Lula da Silva y Michelle Bachelet

La tarde de ese mismo 28 de noviembre, el ex Presidente de Brasil se reunió en La Moneda y por más de una hora con el entonces Presidente Sebastián Piñera, cita en la que también estuvo presente su ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno. También asistieron George Lamazière, embajador de Brasil en Chile, Paulo Okamoto, presidente del Instituto Lula, y Marco Aurelio García, quien fue asesor internacional de Lula y también de la ex Presidenta Dilma Rousseff.

Tal como sucedió con el evento de la CPC, en el origen de esa reunión también intervino OAS. Semanas antes de la visita, César Uzeda le había hecho ver a Pinheiro la necesidad de gestionar una reunión entre Lula y Sebastián Piñera: “Un encuentro con Piñera con nuestra presencia, también sería muy importante, somos la única empresa brasilera actuando en Chile. Tema y formato a desarrollar y sugerir”, le escribió el 6 de noviembre

En esa fecha, el consorcio conformado por OAS y las constructoras Comsa (española) y Echeverría-Izquierdo (chilena), avanzaba contrarreloj en la construcción del Hospital de Rancagua. La obra fue adjudicada por el Servicio de Salud O’Higgins en diciembre de 2009 y debió estar lista en julio de 2012. El recinto de salud pública fue inaugurado recién en abril de este año, en medio de acusaciones relacionadas a fallas estructurales en la construcción y al no pago de multas por atraso (ver aquí).

El 9 de diciembre, once días después del paso de Lula y los directivos de OAS por Chile, un consorcio compuesto por la constructora brasilera y la coreana Hyundai se adjudicó la construcción del Puente de Chacao, la mega obra que unirá a Chiloé con el continente y cuyo costo asciende a $360 mil millones. Pese a que ocho consorcios preclasificaron para participar de la licitación abierta el 21 de mayo de 2013 por el MOP, solo el consorcio en el que participa OAS presentó propuesta.

Tras estallar el escándalo de corrupción de la estatal Petrobras en Brasil, OAS se vio obligada a vender parte de sus activos para amortiguar la restricción de créditos bancarios provocada por el escándalo.

En febrero de este año, OAS –asesorada por el abogado Pedro Yaconi– finiquitó la venta del 33% que tenía en el consorcio que construía el cuestionado Hospital de Rancagua. El comprador fue la constructora Echeverría-Izquierdo, que ya integraba el mismo consorcio. En los últimos meses, Pedro Yaconi ha estado concentrado en liquidar el 49% de participación que OAS aún mantiene en el Puente de Chacao.

EL AEROPUERTO DE SANTIAGO

Según la información a la que tuvo acceso CIPER, luego de su prolífica visita a Santiago a fines de noviembre de 2013, Leo Pinheiro aterrizó en Chile en otras cinco ocasiones. La última, a pocas semanas de que fuera detenido por la Policía Federal el 14 de noviembre de 2014 en Brasil.

Pinheiro registra un paso por Chile el 18 de febrero de 2014. Al día siguiente emprendió rumbo a Lima. Allí, y según han revelado reportajes del medio de investigación peruano IDL-Reporteros, Pinheiro sostuvo negociaciones con el alcalde de Lima, Luis Castañeda (a pocos meses de ser electo), relativas al mega proyecto vial Línea Amarilla. adjudicado en 2009 a una empresa controlada por OAS.

El siguiente viaje de Leo Pinheiro a Chile tuvo lugar en abril de 2014. El mandamás de OAS llegó proveniente de Perú. No hay registro de su agenda de reuniones en nuestro país, ni tampoco de las personas que lo acompañaron en su paso por Chile ese 9 de abril.

Con la licitación del Puente de Chacao adjudicada, OAS fue por más. Los mensajes de textos de los celulares de Leo Pinheiro sugieren que durante prácticamente todo 2014, las preocupaciones de la brasilera en Chile se concentraron en otro de los proyectos emblemáticos licitados por el MOP en los últimos años: la concesión del Aeropuerto de Santiago, obra que involucra recursos por casi US$580 millones.

Pedro Yaconi (Foto: Twitter)

Pedro Yaconi (Foto: Twitter)

Por esos días Invepar, empresa que reúne las inversiones de OAS en concesiones y en cuya propiedad también participan algunos fondos de pensión brasileros, estaba en pleno proceso de recopilación de antecedentes para inscribirse en el registro especial internacional de preclasificación para ese proyecto. Los antecedentes de Invepar habrían sido presentados al MOP el 22 de abril. La filial de OAS quedó en carrera junto a otros ocho consorcios.

Tras su paso por Chile en abril, Pinheiro compartió algunas reflexiones de su visita con el hijo del dueño de OAS, Antonio Carlos Mata Pires, y con el entonces presidente de Invepar, Gustavo Rocha. Lo que les comunicó, entrega luces respecto del propósito de la visita del ex director de OAS a nuestro país: “Tuve una información hace poco con personas ligadas a la Presidenta, que el grupo controlador (chileno) del aeropuerto es de ultra derecha, no goza de la simpatía de ella. Vamos a tener cuidado”, les advirtió. Pinheiro se refería al consorcio SCL controlado por Agunsa (Agencias Universales S.A.), de propiedad de la familia Urenda.

El 14 de agosto Pinheiro volvería a Chile –previo paso por Perú– y habría sostenido reuniones con algunos arquitectos españoles por la licitación del aeropuerto. De acuerdo a los mensajes de texto contenidos en los teléfonos móviles de Leo Pinheiro, las conversaciones relativas a este proyecto se reactivaron en octubre.

El 16 de ese mes, el director operacional de OAS en Chile y Argentina, Marcel Henrique Corazza, le escribió a Pinheiro –que ese mismo día había aterrizado en Chile– señalándole que “Giorgio” y “Pedro” estarían disponibles para una reunión en Santiago el miércoles 22 de octubre por la noche. Luego le comunicó su preocupación porque los plazos de entrega de la propuesta para el aeropuerto se estrechaban: “Dr. Leo, lo que me preocupa es que la presentación de la propuesta está por mientras para el 18/11, y si de la reunión surge algo nuevo, el plazo de implementación puede ser corto”.

No hay constancia de que la reunión se haya llevado a cabo. De lo que sí hay registro es de que Pinheiro –acompañado de Antonio Carlos Mata Pires–, volvió a aterrizar en Santiago el 22 de octubre, día en que estaba programada la cena con “Giorgio” y “Pedro”.

El 24 de octubre Corazza le volvió a escribir reportándole de las gestiones que realizaba para intentar conseguir una reunión con los propietarios de Agunsa: “Dr. Leo, hablé con Giorgio respecto de la reunión con Urenda, principal accionista de Agunsa (operador actual del aeropuerto de Santiago). Él indicó que efectivamente Pedro es el mejor camino para llegar a ellos (personalmente me gustaría transmitir algunos detalles que me comentó Giorgio respecto de la situación de él). En contacto con Pedro, él confirmó que tenemos posibilidad de promover una reunión. Quería chequear contigo si utilizamos ese camino y si podemos intentar agendar para la semana que viene”.

El 30 de octubre Marcel Corazza recibió una buena noticia: la licitación del aeropuerto se había aplazado en un mes. Así se lo comunicó a Pinheiro: “Dr. Leo, hoy obtuvimos una información lateral de Pedro de que la licitación del aeropuerto será prorrogada en 30 días. Pedro todavía no ha conseguido reunión con Agunsa, pero sigue en campaña. Le mantengo actualizado”.

Desde Agunsa aseguraron a CIPER que nunca se han reunido con gente vinculada a Invepar ni a OAS,  y que tampoco fueron contactados por ellos solicitándoles una cita.

CIPER se contactó con el abogado de OAS en Chile, Pedro Yaconi, quien negó haber hecho gestiones a nombre de Invepar u OAS para la licitación de la concesión del aeropuerto de Santiago. También descartó haber intentado acercamientos con el grupo Agunsa.

EL VÍNCULO MARTELLI

El último mensaje referente a Chile contenido en los celulares de Leo Pinheiro está datado un día antes de que fuera detenido por la policía. El mensaje del 13 de noviembre de 2014 resulta clave, pues entrega pistas respecto de la identidad de “Giorgio” quien, junto a “Pedro”, hizo gestiones para Invepar y OAS de cara a la licitación del aeropuerto de Santiago.

En el mensaje, el asesor de Pinheiro, Marco Ramalho, le comunicó a su jefe que Marcel Corazza, el representante de OAS en Chile, lo contactó preguntándole si podía confirmar “la ida del Dr. Giogio (sic) Martelli a Porto Maravilha el día 26 de noviembre”. Una persona que conoce cómo opera OAS en Brasil, dijo a CIPER que la empresa acostumbraba a invitar a colaboradores de distintos países a visitar las obras de revitalización urbana que emprendía de la mano de un consorcio en Río de Janeiro con motivo de las Olimpíadas.

GIorgio Martelli

GIorgio Martelli

No hubo respuesta a ese mensaje. A las pocas horas la policía cayó sobre el director de OAS. Invepar, en tanto, se bajó de la carrera por la concesión del Aeropuerto de Santiago. La licitación fue finalmente adjudicada al consorcio ítalo-galo Nuevo Pudahuel, en febrero de 2015.

El abogado de Giorgio Martelli, Claudio Pavlic, respondió a las consultas de CIPER respecto de los vínculos del operador político con OAS. Pavlic señaló que Martelli efectivamente estuvo en algunas reuniones con la empresa brasilera en calidad de gerente general de la Corporación para el Desarrollo Sustentable de Pudahuel (Codesup), una entidad público-privada en la que participa el municipio de esa comuna y varias empresas, entre ellas la concesionaria del Aeropuerto Arturo Merino Benítez.

En las fechas en que “Giorgio” y “Pedro” hacían gestiones para OAS, el concesionario del aeropuerto de Santiago era SCL (Agunsa) y el proceso de licitación estaba en pleno desarrollo. Consultado respecto del tipo de labores que realizó Martelli para ese proyecto en el que OAS presentó antecedentes, el abogado Pavlic indicó que su cliente “no tuvo relación con esa licitación”.

El abogado confirmó la ida de su cliente a Porto Maravilha en Río de Janeiro y aseguró que Martelli cubrió el financiamiento del viaje con sus propios recursos:

–Él estuvo viviendo en Río de Janeiro en el año 2000 y visitó el proyecto por interés personal. El objetivo de la visita fue técnico, para conocer el proyecto y hacerle una propuesta de plano urbano a OAS. Finalmente nunca presentó la propuesta debido a los problemas en los que se vio involucrada la compañía en Brasil –dijo Pavlic.

MARCO, EL CHILENO

El 23 de enero de 2013, Leo Pinheiro envió un breve mensaje de texto a su asesor Marco Ramalho: “Me manda el nombre de Marco (Chileno)”.

Marco Enríquez-Ominami”, contestó Ramalho.

Según se desprende de los mensajes, Leo Pinheiro hizo la consulta mientras se reunía en Sao Paulo con Paulo Okamoto, director del Instituto Lula, quien hoy también enfrenta cargos por corrupción.

Pocas semanas después de ese breve diálogo, el 15 de febrero, Marco Enríquez-Ominami hizo un viaje relámpago a Brasil para reunirse con dos cercanos colaboradores de Lula da Silva. Se trataba de Luis Favre y Valdemir Garreta, quienes asesoraron al ex mandatario cuando obtuvo la presidencia en 2002.

Marco Enríquez-Ominami

Marco Enríquez-Ominami

En esos meses –enero y febrero de 2013– la empresa Cono Sur Research SpA, cuyo representante legal es el ex jefe de campaña de Enríquez-Ominami, Cristián Warner, emitió dos facturas a OAS, por un total de $59 millones. La información fue revelada por AhoraNoticias, al dar a conocer la declaración del contador de Cono Sur Research, Jorge Contreras Soto, en la investigación del financiamiento político irregular de SQM. Contreras también estaba a cargo de la contabilidad de Cristian Warner Comunicaciones EIRL, la que está siendo indagada por haber recibido $390 millones que fueron rectificados por SQM. Warner y Enríquez-Ominami están formalizados por delitos tributarios derivados de esos pagos. En el marco de esa investigación, que lleva el fiscal Pablo Gómez, se revisó la contabilidad de Cono Sur Research y se encontraron los registros de OAS.

Pocos meses después de que se emitieran esas facturas, y tal como reveló La Tercera, OAS le facilitaría un jet privado al candidato presidencial del PRO para sus actividades de campaña dentro de Chile. Fue el propio Uzeda quien reconoció después que la compañía le había entregado la aeronave a Enríquez-Ominami por una “amistad personal” (ver artículo de La Tercera).

Hasta entonces, el candidato del PRO insistía en que el avión lo había pagado su comando y que el gasto se había declarado ante el Servicio Electoral (Servel). Aunque el arrendamiento no figuraba en su rendición electoral, el PRO aseguraba que era parte del gasto hecho por Cono Sur Research ($170 millones) para contratar los servicios del publicista brasileño Duda Mendonça. La versión comenzó a derrumbarse tras el reconocimiento de Uzeda de que el uso del avión era una donación de OAS. Tras declarar ante el Ministerio Público en septiembre pasado, el vicepresidente del PRO, Camilo Lagos, afirmó que el partido “entendió erróneamente que el avión era parte de un servicio comunicacional que había sido pagado, y que ello también fue comunicado erróneamente a Marco Enríquez-Ominami”.

El 28 de octubre pasado, el Consejo de Defensa del Estado (CDE), presentó una querella en contra de Marco Enríquez-Ominami, Cristian Warner y Sergio Novoa (dueño de Cono Sur) acusándolos de que los $170 millones rendidos por Cono Sur Research al Servel no corresponden a servicios prestados y que la factura fue utilizada para obtener fraudulentamente la devolución del Fisco. “Existen suficientes antecedentes en la carpeta investigativa que permiten sostener que la asesoría prestada por Duda Mendonça al candidato Enríquez Ominami fue financiada directamente por una empresa extranjera, esta es, OAS S.A. Brasil y que en la realidad Cono Sur Research SpA no hizo los pagos cuyos reembolsos solicitó”, acusa el CDE en su querella.

La causa que indaga respecto de los vínculos entre Enríquez-Ominami y OAS la lleva la  fiscal jefa de la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte, Ximena Chong, quien en agosto pasado realizó un requerimiento de información a la justicia brasilera pidiendo antecedentes que puedan dar luces sobre la ramificación en Chile de uno de los mayores escándalos de corrupción ocurridos en Brasil.

Los antecedentes aún no son remitidos a Chile.

*Para este reportaje CIPER contó con la colaboración de IDL-Reporteros, de Perú.

 




Deja un comentario