¿Por qué Los Corrales de Chalaco no son un monumento histórico?

Por: Bernardo Parra L. / Magister de Ciencias U.Austral de Chile/ En Opinión.

1.- El valle de Putaendo

De todos los valles de Chile Central, el de Putaendo es el único de recorrido longitudinal. Los demás son de orientación transversal.

Al no recibir, en razón de su orientación, la influencia moderadora del clima marítimo, el valle de Putaendo presenta condiciones biogeográficas particulares. En efecto, su clima es de los más secos del país, debido a una humedad relativa, permanentemente baja. Las temperaturas extremas son más acentuadas que en los valles transversales. Estas condiciones micro climáticas particulares dan origen a una flora y fauna diferentes. No es casualidad que las laderas de los cerros de Putaendo no se encuentren cubiertas por plantaciones de cítricos y paltos.

Por su recorrido longitudinal y por sus condiciones biogeográficas particulares el valle de Putaendo fue, desde la prehistoria, el recorrido obligado para las tribus de cazadores nómades y caravanas que venían desde el norte o desde el territorio argentino de Cuyo hacia Chile Central. Como consecuencia de lo anterior todo el valle de Putaendo está plagado de testimonios arqueológicos y paleontológicos, relacionados con las diversas culturas que lo transitaron o poblaron. El sector de Chalaco no es ajeno a esta realidad.

2.- La Ganadería en el valle de Putaendo          

Con la entrega de tierras planas y serranías de Putaendo a 8 colonizadores españoles, se dio inicio en forma sistemática a las prácticas agrícolas y ganaderas con especies vegetales y animales introducidas desde Europa. Desde sus inicios, especialmente en el caso de los pequeños propietarios, la agricultura de Putaendo tuvo como objeto la subsistencia; mientras que la ganadería desempeñó un rol económico complementario. A diferencia de otras regiones, en Putaendo no existen separadamente agricultores y ganaderos, sino agricultores – ganaderos, que cumplen ambas funciones.

Al estar los terrenos destinados prioritariamente a la agricultura, el ganado de este valle tiene el carácter de trashumante. Ello significa que durante una parte del año el ganado pastorea y ramonea en las serranías de los cerros más próximos a la costa (Las Minillas, Guzmanes, Granallas, Pillo Pillo, etc). Entre octubre y marzo lo hace en las veranadas de la cordillera de los Andes. Posteriormente el ganado se alimenta de los rastrojos y subproductos de los cultivos agrícolas.

En las serranías y veranadas  el ganado pastorea y ramonea en forma conjunta y cuando “baja” de nuevo al valle lo hace de la misma manera. Para realizar su separación y otras faenas propias de la ganadería (marcaje, señaladura, descorne,  capadura) los ganaderos del valle construyeron los corrales actualmente existentes en diferentes sectores. Ello ocurrió durante la segunda mitad del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, que marcan el apogeo ganadero para este valle.

Estas actividades constituyen lo que se conoce como Rodeos de Campo.

Los antecedentes anteriormente expuestos desvirtúan categóricamente el carácter de “prehistóricos” que erróneamente se les ha atribuido a los corrales de Chalaco.

3.- Valor Histórico de los Corrales de Chalaco      

Al ser los carrales del Chalaco de construcción posterior al Paso del Ejército de los Andes por nuestro valle, es obvio que carecen de importancia histórica.

La revisión del itinerario textual establecido por el general José de San Martín para la porción del Ejército de los Andes que cruzó la cordillera por nuestro valle, en parte alguna se menciona la localidad de Chalaco, ni menos los corrales que allí actualmente existen. Ello se explica seguramente porque en 1817 dicha estructura aun no existía.

La similitud de las pircas de dichos corrales con ciertas construcciones incásicas de piedra, es algo recurrente en las zonas central y norte, que se repite aun en obras pertenecientes a etnias anteriores

4.- Instructivo del General José de San Martín para el cruce de la cordillera.        

(De la obra Centauros de los Andes de Esteban Darío Ocampo, editorial Dunken, Buenos Aires, 2005)

Otro aspecto, que San Martín con sus oficiales y muy especialmente con los 42 baqueanos estudiaron  y planificaron  hasta el más mínimo detalle, fueron las características de cada uno de los senderos y boquetes cordilleranos por los cuales pasaría fraccionadamente el Ejército de los Andes.

A manera de ejemplo sobre este tema reproducimos textualmente el Instructivo que San Martín entregó a los jefes de cada una de las Divisiones del grueso del Ejército que realizó el cruce de la cordillera por Los Patos. En este  instructivo se aprecian los detalles que caracterizaban a cada una de las jornadas a desarrollar.

Jornadas                                            Leguas                        Agua               Pasto               Leña

1.- A Jahuel                                        6                      vastante          vastante         mucha

2.- A Las Higueras                             7                      poca                      “                  “

3.- A Las Cuevas                                8                         “                         “                  “

4.- A Las Yaguaras                            10                    mucha                   “             vastante

5.- Al cerro El Tigre                           6                      vastante                “                    “

6.- Al Arroyo de Uretilla                   6                         “                   poco                    “

7.- Al río San Juan                             8                      infinita                        ninguno             poca

8.- A Los Manantiales                       6                      mucha             vastante               “

9.- A Los Patillos                               7                         “                        “                      “

10.- A Los Patos                                5                         “                        “                      “

11.- Al Mercenario                             5                         “                   ninguno               “

12.- A Los Piuquenes                        6                      vastante               “                      “

13.- Al Pie del Portillo                       6                      mucha             alguno                  “

14.- Al Cuzco                                    5                         “                   poco                     “

15.- A Los Maitenes                          4                         “                       “                  mucha

16.- A la Guardia de Achupallas       5                         “                       “                       “

17.- A San Antonio de Putaendo      6                         “                   potreros                “

Total               106 leguas

Notas:     1) .Las jornadas 1 al 11 corresponden a territorio argentino

                2) Las jornadas restantes corresponden a territorio chileno

3) Cada legua equivale a 5.572 metros.

4) Además de los detalles incluidos en el Instructivo, San Martín anexó otras consideraciones relativas a la calidad de los senderos, inclinación de los    terrenos, tipo de vegetación, peligros que podrían presentarse, etc.

5.- Conclusiones

1.- De acuerdo con los antecedentes anteriormente expuestos, los Corrales de Chalaco carecen de valor prehistórico e histórico.

2.- Su puesta en valor sólo guarda relación con el patrimonio cultural agrícola del valle de Putaendo.

3.- La creación de un monumento de sitio en  dicho lugar, en homenaje al Paso del Ejército de los Andes,  no se justifica en razón de su lejanía y de ser solamente un lugar de paso como cualquier otro del valle de Putaendo.

4.Donde debiera crearse un monumento, único en Chile, es en la Plaza de Putaendo, donde se concentraron las dos divisiones y el Estado Mayor del Ejército de los Andes al mando de los brigadieres Estanislao Soler, Bernardo O’Higgins y del general José de San Martín y como consecuencia de lo cual Putaendo se transformó en el Primer Pueblo Libre de Chile.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




Deja un comentario