PRESIDENTE DE LA CÁMARA: “NUNCA MÁS DEBEMOS HACERNOS PARTE DE LAS MALAS PRÁCTICAS QUE SOCAVAN LA DEMOCRACIA”

En la primera cuenta pública ante el Congreso Pleno, el diputado Marco Antonio Núñez destacó que se concordó con el Senado avanzar en el control de la ética parlamentaria a través de un Consejo Bicameral y lograr el acuerdo para proponer al Ejecutivo que en el proyecto de ley de reajuste del sector público se congele la dieta de legisladores y de los altos cargos de la administración del Estado.//

El fiel compromiso de la Cámara de Diputados de desarrollar sus actividades político-legislativas en un marco de transparencia y probidad fue uno de los puntos centrales del discurso del Presidente de la Corporación, Marco Antonio Núñez (PPD), en la primera cuenta anual celebrada ante el Congreso Pleno y en la cual también expuso el titular del Senado, Patricio Walker (DC).

“El aporte de los parlamentarios para salir de esta crisis de confianza no puede ser sólo legislar de manera expedita las leyes de probidad. También debe haber un compromiso en cuanto a dar el ejemplo y no hacerse parte nunca más de las malas prácticas que socavan y amenazan destruir nuestra democracia. La Cámara de Diputados ha asumido este compromiso. Y espero confiado que en la próxima Cuenta Pública del Congreso, en 2016, ya estemos dando cuenta de los primeros resultados en esta senda que hemos iniciado, a 205 años de nuestra vida institucional”, recalcó en su discurso Marco Antonio Núñez.

El Presidente de la Cámara de Diputados recordó que la Ley 20.854, que dio vida a esta cuenta pública parlamentaria, fue una iniciativa nacida de los propios parlamentarios con el objeto de “dar la cara a la ciudadanía” que los eligió y confió en ellos para representarlos. “Esta reforma de la Constitución Política es una muestra de los proyectos de ley que hemos aprobado en el año en curso. Forma parte de la exigente agenda de transparencia y probidad que llevamos a cabo, porque estamos conscientes de que una democracia activa requiere instituciones y representantes íntegros, sujetos a los mayores estándares de control posibles”, enfatizó el parlamentario.

El Presidente Núñez reconoció que los diputados no han estado ajenos a la pérdida de la confianza de la ciudadanía hacia las instituciones que ostentan el poder, sin embargo, evocando las palabras de Michelle Bachelet en momentos de la publicación de la ley, dijo que hoy día se está dando “un paso importante en el camino de la recuperación de la fe pública, de la transparencia y de la legitimidad de nuestra democracia, y en el derecho de las personas a informarse de lo que hacen sus representantes y sus autoridades”.

Destacó que se ha concordado con el Senado en la necesidad de avanzar en el control de la ética parlamentaria, construyendo una propuesta de Consejo Bicameral, que, además de contar con representantes de cada Corporación, se encontrará integrado por personas de reconocido prestigio y externas al Congreso. “A este organismo le corresponderá reunir los antecedentes y elementos que permitan a las Comisiones de Ética tomar un acabado conocimiento de los hechos o acciones que conozca”, precisó.

Detalló también que el Consejo de Asignaciones Parlamentarias avanza cada día en la formulación de un marco sólido, acotado y uniforme en materia de destino y uso de las asignaciones parlamentarias. “Hemos de realizar un esfuerzo conjunto con el Senado para homologar no solo la información, el gasto y la manera de rendirlo, sino que, además, a los criterios y exigencias formales a los que sometemos a diputados y diputadas, los que en ningún caso resultan menores“, acotó.

Finalmente el parlamentario resaltó que los desafíos para este nuevo año son “enormes” y adelantó que “debemos lograr un acuerdo para que el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias, órgano externo e independiente, proponga al Ejecutivo que en el proyecto de ley de reajuste del sector público se congele nuestra dieta y, ojalá, la de todos los altos cargos de la administración del Estado”, concluyó.




Deja un comentario