Putaendo celebró el “Día Mundial del Medio Ambiente”

Alumnos (as) del Liceo Manuel Marín Fritis, realizaron un limpieza y preparación del terreno en el Puente Cimbra, para posteriormente forestar esa área con árboles nativos  y palmas chilenas.//

Como una forma de celebrar el “Día del Medio Ambiente” la comuna de Putaendo en conjunto con El Departamento de Patrimonio  del Municipio y con la participación  de los alumnos del Liceo Manuel Marín Fritis hoy fueron  a  ir a intervenir la zona del Puente Cimbra en la limpieza y preparación del terreno para posteriormente forestar esa área con árboles nativos  y palmas chilenas.

Leda Chopitea  encargada del Departamento  del Patrimonio de la comuna y gestora de este proyecto se mostró muy contenta  quien expresó, “Los objetivos principales son motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales. Para ello se realizan múltiples actividades como concentraciones, conciertos ecológicos, plantaciones de árboles o campañas de reciclaje y de limpieza, entre otras, además de exposiciones, seminarios o conferencias”.

Por otra parte el orientador Víctor Henríquez señaló, “se ha trabajado por una comuna limpia, ecológica y libre de micro basural, pero la toma de conciencia y el cambio de ideas cuesta mucho en la población, es por eso que se está trabajando en una conciencia ecológica con los estudiantes del Liceo MMF y las futuras generaciones, para ir generando acciones pequeñas pero de gran significado en los niños y jóvenes de Putaendo.

El recordar cada año el Día Mundial del Medio Ambiente es como estar salvando un día más de vida para todos las personas, ya que no solo se debe concientizar en este día a los niños, jóvenes o adultos sino todos los días ser capaces de recoger una basurita que nos encontramos en el camino recogerla y botarla en el lugar adecuado,  de esta manera estaremos aportando un granito de arena en salvar nuestra tierra y a nosotros mismos.




Deja un comentario