Rotary Putaendo evalua su accionar en tiempos de pandemia

La pandemia no les impidió seguir aportando su granito de arena a la comunidad.//

Difíciles han sido estos tiempos de pandemia para todos. También para las organizaciones con fines sociales como Rotary Putaendo se han visto afectadas por las diversas situaciones derivadas de la pandemia que han dificultado su labor de servicio en la comunidad. Pero los rotarios se definen como gente de acción. Con mucho esfuerzo, voluntad y compromiso social, han logrado sortear las difíciles condiciones que impuso la contingencia y pudieron estructurar una serie de acciones de ayuda en beneficio de la comuna de Putaendo en tiempos del COVID-19.

Como primera medida, focalizaron sus esfuerzos en el aspecto sanitario que, desde el inicio de la pandemia, fue una de las necesidades más demandadas por la comunidad y por los equipos de salud por la exposición al contagio. Es así que decidieron aportar en estos dos frentes: el institucional y el comunitario. Con el ingenio y la creatividad de sus socios, diseñaron y autofinanciaron la producción de sus propios escudos faciales los que fueron entregados a los funcionarios del Hospital San Antonio de Putaendo y del Cesfam Valle Los Libertadores. También se hizo una donación de escudos faciales a funcionarios de la Municipalidad de Putaendo. La última donación de estos protectores se realizó al DAEM de Putaendo para su distribución en los equipos directivos que laboran en los distintos colegios municipales de nuestra comuna. Cabe destacar que estos escudos faciales también fueron repartidos en un número importante a centros de salud de la ciudad de los Andes gracias a las gestiones del Rotary de esa comuna que valoraron y replicaron la iniciativa. Sumando ambas acciones, a la fecha ya se han construido y entregado alrededor de 300 escudos faciales de manera gratuita.

Otro de los aportes en protección sanitaria que Rotary Putaendo realizó en este tiempo, esta vez dirigido a la comunidad, consistió en la entrega de 350 mascarillas desechables a colegios de la comuna y comunidad en general. Estas mascarillas fueron parte de una importante donación que realizó el Distrito 4320 a través de un fondo de emergencia, a los más de 70 clubes rotarios que son parte de su circunscripción. En el valle de Aconcagua se repartieron un total de 1.350 mascarillas a la comunidad a través de los clubes rotarios de Llay Llay, San Felipe, los Andes y Putaendo.

Otra de las acciones de ayuda por el COVID-19 emprendidas por Rotary Putaendo, fueron las realizadas por el Comité de Servicio a la Comunidad de reciente formación en el club, que orientó sus esfuerzos y ayudas en el aspecto social debido a la dura realidad que muchas familias debieron de sufrir por la pérdida de empleo en las familias y la imposibilidad de trabajar y llevar sustento a los hogares. Para ello, se contactaron con el comedor solidario dependiente de la Municipalidad que funcionó hasta fines del mes de septiembre en la parroquia San Antonio de Padua de Putaendo y se realizaron donaciones y aportes para beneficio de la comunidad. A través de un representante, estuvieron presentes también en la ceremonia religiosa de cierre con que se agradeció a la comunidad que apoyó esta valiosa iniciativa.

Pero no todo ha sido fácil para esta organización con 75 años de existencia en estos tiempos de pandemia. Muchas de las acciones con que tradicionalmente Rotary se hacía presente en la comunidad, han tenido que suspenderse como la 5ta versión de la Corrida por la Paz que se organiza cada año en el mes de abril y que se realiza en forma simultánea con otras ciudades de Chile. La suspensión de la actividad de camaradería con que Rotary celebra con los directores de los colegios el inicio del año escolar. El emblemático Programa de Intercambio de Jóvenes RYE que fue cancelado a nivel internacional para este año debido al cierre de fronteras de los países y la falta de seguridades personales para la estadía de los jóvenes en el extranjero producto de la pandemia y también, muchos de los jóvenes estudiantes que participaban del programa año 2019, vieron interrumpido su intercambio y debieron devolverse a sus países antes de finalizar su proceso como fue el caso de Catalina de Rinconada de Silva que estaba de intercambio en Alemania y de Viktor Navara que estuvo como alumno de intercambio en el Liceo Rinconada de Silva y que tuvo que retornar a su país de origen, la República Checa. Este año además fue particularmente duro para el Rotary club de Putaendo que debió cancelar la celebración de su 75 aniversario en el mes de mayo debido a la repentina y dolorosa partida de Don Mario Núñez, uno de sus socios más queridos.

En entrevista con Anaís Vega, presidenta del Rotary Club Putaendo para este periodo, frente a la pregunta de cómo les ha afectado la pandemia, nos comenta: “La pandemia nos ha afectado a todo nivel como organización, como amigos, como familia y como personas. Hemos vivido situaciones de mucho contraste. En lo humano, la partida de Don Mario y por otro, el nacimiento de nuevas integrantes de la familia rotaria. Como organización, con las medidas sanitarias ya no podemos juntarnos como acostumbrábamos. Además, con las cuarentenas diferenciadas quedamos totalmente incomunicados ya que no todos los socios de nuestro club viven en Putaendo. Muchos son de San Felipe y de otras comunas de nuestro Valle. Pero las dificultades también abren oportunidades. Para conectarnos probamos todas las alternativas que la tecnología nos ofrecía. Hoy usamos apps de videoconferencia, llamadas y whatsapps. Ha sido también un tiempo de mucho intercambio a nivel de clubes, de Distrito y también a nivel internacional. Hemos tenido más capacitaciones que nunca y participamos por primera vez con rotarios de todo el mundo en una Convención de Rotary Internacional que este año fue en Honolulu… vía online claro está. Eso sí, las débiles conexiones telefónicas y de internet hasta el día de hoy son un inconveniente debido a nuestra geografía y las condiciones de ruralidad de la comuna”.

¿Qué acciones tienen pensado realizar en el futuro próximo?
Las medidas sanitarias y el autocuidado nos obligan a estar siempre vigilantes y a restringirnos lo más posible en nuestra movilidad por el bien de todos. Es por ello que el club mantendrá sus reuniones solo de manera virtual por un buen tiempo más. Octubre es un mes muy activo para nosotros. Estamos preparando una serie de acciones para celebrar este 24 de octubre la campaña End Polio Now tanto para su difusión como para la recolección de fondos para financiar dosis de la vacuna que se administra a los niños en aquellos países donde aún existe esta enfermedad. Con esta campaña internacional, los rotarios de todos los países trabajamos para erradicar la poliomelitis del mundo.

También estamos preparando y adecuando la celebración de nuestra tradicional Semana del Niño donde año a año reconocemos a los mejores compañeros de curso de todas las escuelas y liceos de nuestra comuna. Así que para que estén atentos a estas actividades que estaremos proponiendo por las escuelas y a la comunidad en general. Esta vez, con las condiciones que impone la pandemia, probablemente será a través de una actividad online pensada en los niños para fines de este mes así que les estaremos avisando para que nos ayuden a difundir y por último, también contarles que nuestro comité de Servicio a la Comunidad ya está buscando nuevas acciones y alianzas para desarrollar nuevos y mejores proyectos de servicio para beneficio de la comunidad. Lo importante es que a pesar de que la pandemia nos obligó a cancelar varios de nuestros proyectos emblemáticos, también nos abrió a nuevas oportunidades y formas de servir. Así y con todo, creo que el Covid-19, no nos impidió aportar nuestro granito de arena a la comunidad.




Deja un comentario