SAN FELIPE: ALCALDE SUBROGANTE SALE AL PASO DE INFORMACIÓN SOBRE QUERELLA POR FRAUDE AL FISCO

Abogado Jorge Jara y administrador municipal Patricio González lamentaron que a través de la mentira se busque empañar la gestión encabezada por el Alcalde Patricio Freire.//

Tras conocerse en la tarde de este martes sobre la presentación de una querella por el delito de fraude al fisco en contra del Alcalde Patricio Freire, el director jurídico y el administrador municipal; fue el alcalde subrogante de la comuna, abogado Jorge Jara, quien salió al paso de la información, aclarando que esa acusación no tiene asidero alguno, lo que se ve respaldado por la Contraloría Regional.

La acción judicial presentada por el ciudadano Pedro Muñoz Hernández, se basa en la supuesta defraudación en que se habría incurrido, por el cumplimiento de contrato con la empresa GEA.

“No hay tal fraude en perjuicio del patrimonio de la municipalidad de San Felipe, hay una situación que fue observada por la Contraloría Regional, con medidas que estamos implementando, pero hay un elemento importante, si la Contraloría advierte que hay un hecho ilícito, pone habitualmente los antecedentes a disposición del Consejo de Defensa del Estado”, señaló Jorge Jara.

Junto con señalar enfáticamente que no existe ningún delito de fraude al fisco, Jorge Jara expresó su total disposición, así como del administrador municipal Patricio González y del alcalde Patricio Freire, para colaborar con la investigación de la Fiscalía, con la plena certeza de que no existe nada irregular, ni mucho menos ilícito.

“El señor Muñoz está en su derecho de presentar las acciones judiciales que estime pertinentes, nosotros vamos a colaborar con la investigación que el tribunal decrete, y cuando este tema se zanje y se cierre esta investigación, sin ningún resultado porque así va a ser, vamos a presentar en contra de el o los responsables las querellas criminales por el delito de injurias, porque nos parece extremadamente grave que se haga una acusación en contra del alcalde y sus asesores por un delito que no han cometido”, señaló el alcalde (s) de San Felipe.

El contrato que se suscribió con la empresa GEA, se produce por contrato directo, después de dos licitaciones públicas declaradas desiertas y una licitación privada también desierta, iniciando su implementación en abril de 2015.

El municipio licitó un servicio de relleno sanitario, pues la normativa vigente obligaba cesar el depósito de residuos domiciliarios en vertedero. Cuando se detectó que GEA no estaba cumpliendo el contrato, depositando la basura en el vertedero, se activaron los mecanismos de control para verificar  que se cumple el acuerdo. Es más, hay dos facturas que están pendientes de pago, por cuanto no se ha establecido que los servicios por los que cobra GEA, son los que efectivamente contrató el municipio.

Según explicó el administrador municipal Patricio González, “el municipio lo que ha hecho es resguardar los recursos y por eso señalamos que no hay un enriquecimiento ilícito, porque el municipio no ha pagado estas dos facturas, que corresponden a un valor mayor respecto del que se nos ha demandado”.

Asimismo, aseveró que la Contraloría fue categórica cuando tras recibir una denuncia, concluyó que no existía ninguna irregularidad en el proceso de licitación, por lo que cuando se quiso generar una vinculación entre la empresa y el alcalde Freire, fue descartado por este organismo.

“Por lo tanto acá y fuera de lo técnico – administrativo, lo que ha habido durante muchísimo tiempo y que se ha ido acentuando últimamente es una persecución de parte de un grupo de sanfelipeños que sabemos que tiene un afán de ambición de quedarse con el sillón municipal, para mi gusto con el fin de satisfacer necesidades de ego, más que por bien común, pues hemos visto una crítica y cuestionamiento constante”, afirmó.

González precisó que la política tiene sus límites, “pero esto ha pasado el límite de lo que se puede entender como una situación normal, porque lo que acá hay es una ambición que es capaz de pasar por encima de las personas, con la necesidad de desprestigiar incluso de manera personal”.

En este mismo sentido, el abogado Jorge Jara afirmó finalmente que “estamos absolutamente tranquilos y le aseguramos a nuestros vecinos que acá no hay ningún delito y si bien algunas personas emprenden un desafío procesal – criminal, entendemos que hay límites morales, éticos y legales que no se pueden quebrantar”.

 




Deja un comentario