A lo 88 años fallece escritor de literatura infantil Saul Schkolnik

Sus exequias se realizaran  en el Parque del Sendero (crematorio), a las 13:00 horas en la comuna de Maipú, Santiago.//

Entusiasta partícipe de cuanto evento cultural hubiese en Putaendo, el célebre escritor Saúl Schkolnik hizo de Putaendo su refugio durante sus últimos años, hasta irse consumiendo lentamente. Había encontrado un lugar en la Corporación Cultural Bernardo Parra y recibido múltiples muestras de cariño de parte de escritores y artistas. Pero debía partir.

Saúl Schkolnik Bendersky nació en 1929. Estudió la carrera de arquitectura y empezó a escribir a los 48 años. Su primer libro fue Un cazador de cuentos, por el cual obtuvo el primer lugar en el Concurso Latinoamericano de Literatura infantil convocado por la UNESCO en 1979. Desde ese momento, no cesó de escribir, consiguiendo armar una extensa y variada obra. No sólo ha publicado cuentos para niños, sino también libros de poesía y novelas. Por otra parte, en la década de los ochenta fundó su propia editorial, a la que denominó Alicanto.

Los temas que propone en sus cuentos infantiles son diversos, siendo los más recurrentes los de corte científico, ecológico, fantástico y de recreación de mitos orales chilenos o latinoamericanos. Un ejemplo de este último lo constituye Historias de tres príncipes (1993), sobre la cultura indígena del desierto nortino.

Sus principales obras son: Cuentos adolescentes para románticos (1979); Érase una vez un hermoso planeta llamado tierra (1979); Por qué los relojes hacen tic-tac; Colorín colorado, ovulito fecundado (1981); Cuentos del Tío Juan, El Zorro Culpeo (1982); La historia de Fog, un sapo como cualquier otro (1985); ¿Alop: por qué llora la princesita? (1988); El ratón forzudo y el resorte (1991); Cuentos de los derechos del niño (1993); Cuentos ecológicos (1996); Del Cuzco al Cachapoal (2001); Cuentos transversales (2002).

En 1995 obtuvo el Premio de Literatura infantil del Consejo del Libro y la Lectura por su primer libro El cazador de cuentos. Este libro ha sido nominado en dos ocasiones, 2004 y 2006, al Premio Nacional de Literatura de Chile.

Durante el gobierno de Salvador Allende, dirigió la revista infantil Cabrochico, publicada por Quimantú.

Sin duda, el legado de Saul  Schkolnik traspasa nuestras  fronteras,  y muchas generaciones de niños y jóvenes chilenos y del mundo entero lo tendrán presente por siempre a través de sus cuentos y relatos inolvidables.

 




Deja un comentario