Cura de Cabildo se confesó en una radio: “Voy a ser papá de dos niños, son gemelos”

En declaraciones al aire rompió el silencio en una radio local: Siempre seré sacerdote señalo Ignacio Miranda Morales.//

Fue una decisión complicada, reconoció al aire, pero que ya compartió con sus superiores y también su familia. El respeto al protocolo hizo que no pudiera hacerla pública en su despedida el viernes pasado de la Parroquia San Lorenzo de Cabildo y esa fue la excusa que entregó a sus fieles en la radio. “Lo que estoy viviendo ahora no es un error, no estoy equivocado, acá hay una decisión tomada con el cariño a Dios y con la persona que quiero comenzar una nueva vida, y a la iglesia, porque la iglesia con todos los golpes que han sufrido, seguir dañándola, no”, dijo, ya preparando a los auditores para su confesión. “En estos momentos estoy súper contento, conversé con mi familia, que son más de 100, incluso con mi abuelita. Voy a ser papá de dos niños, son gemelos”, dijo el cura ante el silencio de Luis, el amigo-locutor.

Luego de eso siguió: “Esto no es para hacer fiesta, pero hay que ponerse en el lugar del que lo está viviendo; es un momento de alegría, los hijos son una bendición, una alegría, y mejor si son dos”, dijo el cura, quien por ahora no puede ejecutar sus ministerios, es decir, hacer eucaristías ni entregar sacramentos (matrimonio, bautizo, primera comunión) hasta que el Obispado entregue respuesta a su solicitud de alejamiento de la iglesia.

Tras la confesión, el padre Ignacio aseguró que está tranquilo, viviendo un nuevo camino que Dios le ofreció y que él tomó. “Yo creo que la decisión es la correcta, no ha sido fácil, pero en este momento estoy súper feliz”, acotó el presbítero, quien agradeció las muestras de cariño de la gente y llamó a todos a que oren por su pareja y sus dos hijos. “Les pido que oren por los cuatro”, señaló.

En el contacto, el padre ahondó sus últimos días en Cabildo. “Esta decisión no fue a tontas ni a locas, yo no me arranqué de la parroquia, yo me fui porque lo conversé con el obispo, tenía una misión y creo que la cumplí, y el obispo es mi jefe. Yo sigo siendo sacerdote, pero no puedo celebrar los ministerios, por eso yo no me despedí en las misas, creo que no era correcto”, contó, agregando que “esta decisión involucra a dos personas” y que ahora, como todo ser humano, “tengo que comenzar a trabajar”.

El cura no dejó de lado a quienes lo han cuestionado. “Quiero hacer un llamado a la reflexión a los hermanos y hermanas que han hecho un juicio muy duro de esto: cuidado, la vida da muchas vueltas, recuerden que Dios siempre va a estar”, les dijo a través de la radio. El padre Ignacio acotó que no esperaba que todos se alegraran ni le mandaran saludos por whatsapp, pero sí que sean “misericordiosos” con el momento.

Ahora espera que la comunidad siga a disposición de quien venga a ocupar su lugar en la Parroquia. “Yo sembré, ahora espero que esta comunidad siga haciendo lo suyo en esta Parroquia con el cura que venga”, dijo.

Ayer el Obispado de San Felipe, del que depende la Parroquia San Lorenzo de Cabildo, respecto a este tema  señaló que  no había vocería disponible, la que aseguraron podría estar hoy para conocer la versión de la iglesia sobre este hecho.

Fte Soy Quillota




Deja un comentario