LAS COMUNAS CON MAYOR RIESGO DE SUFRIR DESASTRES POR EL CAMBIO CLIMATICO

Estudio de la U. Católica creó un índice de riesgo climático en el que la zona del valle de la Región de Valparaíso aparece con el índice más alto.Petorca , La Ligua y Cabildo son las mas expuestas. Cabildo, La Ligua y Petorca son las mas expuestas.//

Un grupo de investigadores de la Universidad Católica y del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (Cedeus) elaboró un índice de riesgo climático para las comunas del país, que ubica al valle de la Región de Valparaíso como la zona más expuesta.

Según informa este lunes el diario La Tercera, los expertos se basaron en factores de «amenaza», «exposición», «vulnerabilidad» y «resiliencia», como el historial de catástrofes climáticas del país -los decretos de zona de catástrofe y emergencia agrícola, el porcentaje de población infantil y de tercera edad, la caracterización socioeconómica y de salud y el porcentaje de población perteneciente a organizaciones sociales.

A partir de esto determinaron que las comunas de Petorca, La Ligua y Cabildo (las tres pertenecientes a la Provincia de Petorca, en la Región de Valparaíso), tienen mayor riesgo de sufrir un desastre de origen climático, ya sea «por variabilidad natural (ciclos naturales: El Niño, La Niña, Oscilación Decadal del Pacífico) o por los fenómenos proyectados debido el cambio climático».

«Las comunas que concentran mayor población expuesta (no necesariamente las de mayor población absoluta), que tienen mayores porcentajes de pobreza, con poca participación social y mayor frecuencia de zonas de catástrofe son las comunas de mayor riesgo», explicó Cristián Henríquez, líder del estudio, quien advirtió que los factores también pueden variar en el tiempo por el envejecimiento de la población o variables naturales.

Al tomar el radio más urbano, Copiapó, La Serena, Puente Alto y Concepción figuran como las ciudades más amenazadas.

«En Copiapó y La Serena el riesgo se puede entender por su posición geográfica, caracterizada por un clima árido y semiárido, con eventos poco frecuentes, pero muy extremos, como lo sucedido con el aluvión de marzo. Si a esto le sumásemos las emergencias agrícolas por sequía, la situación sería aún peor», agregó Henríquez.

La Tercera destaca que entre 1977 y 2013 se registraron en Chile 85 eventos asociados al clima produjeron una catástrofe: la mayoría de ellos fueron temporales de lluvia.

«Tanto la carencia significativa de agua como su abundancia pueden detonar un desastre», comentó el investigador Jorge Gironás, de la Universidad Católica y del Centro Nacional de Investigación para la Gestión Integrada de Desastres Naturales (Cigiden).

«Los lugares más relevantes son aquellos donde la población o las actividades socioeconómicas están más expuestas o son vulnerables: zonas de piedemonte, quebradas, zonas inundables o mal planificadas», indicó.




Deja un comentario