Las diferencias entre lo que ellas y ellos quieren en una relación de pareja

Los deseos que más experimentan hombres y mujeres son radicalmente diferentes y, en consecuencia, también lo es la esencia de su identidad.//

La periodista Rita Watson ha escrito y trabajado en torno a las relaciones de pareja, la psicología femenina y la masculina y los deseos de los seres humanos, y hay algo que tiene muy claro: hombres y mujeres se diferencian entre sí desde su esencia más profunda. Para Watson, los deseos que más interiormente experimentan hombres y mujeres son radicalmente diferentes y, en consecuencia, también lo es la esencia de su identidad y sus expectativas vitales

LO QUE ELLAS DESEAN.

1. Amor devoto en una relación de compromiso. Según Watson, este deseo se explica por sí solo, sin necesidad de palabras. Un hombre devoto y respetuoso con el tiempo compartido entre ambos, con el trabajo de ella, con sus amigos y su familia y, sobre todo, con la relación que se establece entre ambos miembros de la pareja, es sin duda lo que cualquier mujer desearía, afirma Watson. Básicamente, las mujeres creen en un ‘nosotros’ en lugar de creer en un ‘tú y yo’, según apunta la psicóloga clínica norteamericana Randi Gunther: ‘Nosotros es un estado de la mente y del corazón. Significa que dondequiera que esté tu pareja, tu la tienes presente en tus pensamientos. Las parejas que se consideran un nosotros actúan de ese modo. Cuando hablas con parejas que viven así, experimentas el compromiso en cada uno de las maneras en que ellos actúan y se presentan. Hay una comunicación inmediata del orgullo de pertenecer a esa pareja. Se trata de un poderoso sentimiento de ese nosotros, por encima de cualquier otra cosa.

2. Un comportamiento considerado y honesto. Considera Watson que a las mujeres les gustan los hombres que están siempre en contacto con ellas y que son honestos y claros con sus pensamientos y sus sentimientos. Así opina también el periodista Kevin Solin, que en un artículo del Huffington Post opinaba lo siguiente: ‘Mi sensación es que actualmente lo que las mujeres más quieren de los hombres en las relaciones es honestidad emocional: saber dónde se hallan con sus parejas en un nivel sentimental. En más de veinte años trabajando con hombres, he aprendido que estos son totalmente capaces de ser honestos y abiertos emocionalmente, pero esto requiere concentración. ‘Me gustas. Te llamaré pronto’, después de una primera cita, cuando ésta no es la intención verdadera, es un clásico ejemplo de deshonestidad emocional’.

3. Generosidad. Opina Watson que a las mujeres les gusta que los hombres administren bien el dinero, pero también que sean generosos en todos los niveles de la vida. Por lo general, los hombres generosos valoran más a las mujeres y las escuchan mejor. Resultan más detallistas, y a menudo aparecen con regalos o sorpresas. Además, suelen ser mejores amantes, pues anteponen el placer de su pareja y se entregan por completo.

4. Sexo Satisfactorio. Puede ser romántico y lento o salvaje y frenético, pero el sexo debe ser satisfactorio. Aunque, por lo general, si los requisitos mencionados se cumplen y la pareja se halla emocionalmente estable, el buen sexo no es más que el reflejo de ese bienestar.

LO QUE ANHELAN LOS HOMBRES

1.  Sexo. De cualquier modo, en cualquier sitio, a cualquier hora, espontáneo o planificado y –sobre todo– bueno o malo. Da igual. Lo único que quieren es sexo frecuente, y anteponen siempre la cantidad a la calidad, según apunta Watson. Además, considera que los hombres tienen ‘una fijación oral’ como número uno en la lista de deseos sexuales.

2. Libertad. Los hombres, dice Watson, no quieren tener que dar explicaciones ni responder ante nadie. (¿Es eso la libertad?). Odian responder a preguntas del tipo ‘¿Qué vamos a hacer este fin de semana?’ o ‘¿Por qué no me has llamado?’. A menudo no contestan al teléfono o a los mensajes simplemente para conservar su pequeño territorio de orgullo y libertad.

3. Perdon. Watson afirma que ‘la mayoría de los hombres jóvenes y de mediana edad a los que he entrevistado a lo largo de los años me han dicho que el perdón es enorme y los rencores no llevan a nada.

4,  Aprecio. Los hombres quieren, efectivamente, a pesar de la imagen inmadura e inconstante que Watson presenta de ellos, ser respetados y apreciados. Necesitan cariño y contacto físico, y también ser admirados y alabados.

(Fte. mujer)




Deja un comentario